Tarde histórica la vivida en Albacete, ya que hoy 9 de Septiembre se conmemoraba el Centenario de su plaza de toros, conocida popularmente como “La chata”. Con un lleno hasta la bandera, para celebrar dicha efeméride se celebraba una corrida goyesca con un cartel de lujo, formado por los diestros el Fandi, Miguel Ángel Perera,  Talavante y Roca Rey. La plaza engalanada para la ocasión con guirnaldas de papelillos, como en las mejores tardes de toros, como si s presagiara lo que iba a acontecer.

A El Fandi le correspondía el primero de la tarde, Farolero, de 528 kg.  Su toreo  populista, al que nos tiene acostumbrados, en el que no faltó una soberbia  actuación en el tercio de banderillas, le ha valido una oreja casi regalada. El diestro granadino no supo sacarle partido a un al astado manso de Domingo Hernández, que se fue viniendo abajo conforme avanzaba la faena. Estocada certera en todo lo alto y primera oreja de la tarde a pesar de los pitos por parte de la afición.

De blanco y con bordados negros Miguel Ángel Perera, que entraba en cartel como sustituto de Manzanares, recibía al segundo de la tarde con superioridad y con unos lances al capote que levantaron el aplauso del público desde el primer momento. Brindaba la muerte de este toro al respetable y a la memoria de Dámaso González. Ya en la faena de muleta, el diestro extremeño, le bajó la mano desde el principio al toro de Domingo Hernández, mostrando así su dominio y una seguridad aplastante. El astado embestía mejor por el pitón derecho y así lo supo aprovechar Perera.  Una estocada en todo lo alto y el toro que caía sin puntilla. Oreja para el extremeño.

Talavante derrochó buen gusto y torería frente al tercero de la tarde, de nombre Alegría. Una faena al más puro estilo clásico como es habitual en el diestro extremeño, que ha sabido dar al toro la distancia necesaria para que entrara a la muleta.  Destacaron las series muy largas de naturales con la mano derecha y sobre todo la estocada propiciada a su oponente que caía sin puntilla. Una oreja para Talavante, con petición de segunda.

Con Roca Rey llegó la apoteosis en el coso albaceteño. El peruano debutaba en feria, ya que a pesar de estar anunciado los dos años anteriores, por cogidas no había podido actuar aún, aunque sí lo hizo en la tradicional Corrida de Asprona. Roca Rey tenía por delante la lidia a Orgullito, con 517 kilos y del hierro de Garcigrande. Nada más pisar el ruedo, Roca Rey mostró su disposición con el capote, sobre todo en el quite con cambios por la espalda. Ya con la muleta el peruano derrochó valor por los cuatro costados, pasándose muy cerca al toro, bajándole la mano y alargando cada vez más los muletazos. El público en pie ovacionaba al diestro en cada muletazo, que estaba poniendo patas arriba la plaza de toros de Albacete. Conforme se iba a cercando el momento de entrar a matar, el respetable iba pidiendo el indulto, y a pesar de los avisos roca Rey no dejaba de torear. Finalmente el presidente tuvo que ceder a la petición del púbico y conceder el indulto a Orgullito.

El dicho de “no hay quinto malo” no se cumplió en la tarde de hoy en Albacete, ya que Sonrisa, el toro de Garcigrande y segundo del Fandi, no dio el juego esperado. Agradando con con el capote y superior en el tercio banderillas, no pudo rematar la faena el granadino, ya que el toro tenía poca fuerza, se venía abajo y le costaba entrar a la muleta. El Fandi acertó a la primera con el estoque, pero no hubo petición de oreja.

Nada pudo hacer Perera ante el sexto de la tarde, un toro manso y con cierto peligro en ocasiones. El diestro intentó por todos los medios exponer todo su toreo, pero no tuvo rival y ante eso ni la técnica ni la entrega sirve. El público supo reconocer la entrega del extremeño con una ovación.

Talavante salía con ansias de triunfo ante el séptimo de esta corrida del Centenario de la Plaza de toros de Albacete. Aunque al principio el toro se mostraba un poco manso, Talavante supo entenderlo, propinando una faena que fue de menos a más,  con temple, dándole recorrido al astado, a pies juntos y rompiéndose la cintura. Culminaba su actuación esta tarde con una estocada en todo lo alto y el toro caía sin puntilla. El público entregado pedía los trofeos para el extremeño, que lograba cortar los dos apéndices y acompañar así a roca Rey por la puerta grande.

Con el sabor de la perta grande, Roca Rey  se enfrentaba al último de esta entretenida y especial tarde en Albacete. El peruano recibía a Belloto, de 588kg. en los medios con el capote con un público completamente entregado con él. Con la muleta más adelante quiso deleitar al respetable con su mejor repertorio, estando siempre por encima del toro. Sin puntilla caía tras una estocada hasta la bola. Dos orejas más para Roca Rey, que dejaba patente por qué es uno de los matadores que domina en el escalafón.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Albacete. Segunda de la feria de los Llanos. Corrida del Centenario de la plaza. Lleno.

Ocho toros de Garcigrande, el extraordinario quinto, ‘Orgullito-55’, premiado con el indulto.

El Fandi. Oreja y ovación.

Miguel Ángel Perera. Oreja y ovación.

Alejandro Talavante. Oreja y dos orejas.

Andrés Roca Rey. Dos orejas y rabo simbólicos y dos orejas.