El mundo del toro se viste de nuevo de luto, tras el fallecimiento del forcado Portugues, Fernando Quintella, tras la pegada de anoche durante la lidia del cuarto toro, en la plaza de toros de Moita de Ribetajo en el festejo de rejones.

Todo transcurrió con normalidad, hasta la actuación del grupo de forcados de Amadores de Alcochete, durante la lidia del cuarto toro de la ganadería de Prudencio, y Fernando Quintella intentó parar al animal recibiendo un fortísimo golpe. El joven forcado fue trasladado al hospital, pero no se pudo hacer nada por salvar su vida en la madrugada de hoy. El festejo terminó sobre las 01:00 horas.