De una corrida de toros depende del cartel, terna y ganadería, según la posición de los toreros y la procedencia o encaste los animales, podemos sacar varias conclusiones, opiniones o lecturas. Hoy Pinar, Cortés y Del Pilar, desafiaban al segundo desafío con los de Palha y Hoyo de la Gitana.

1 l Palha. Saltillo de 564 kg. El primero salió echando las manos por delante, al cual Pinar le ganó terreno con el capote. El de Palha tomó tres puyazos,  dos de ellos colocado en suerte y uno al relance, al cual se le picó trasero, empleandose en el tercer encuentro. El tercio de banderillas se desarrolló con eficacia. Por el pitón derecho el toro se quedaba corto soltando la cara al final del muletazo, teniendo que realizar el de Tobarrara un esfuerzo por intentar torear en redondo y ligar. Y de cuando en cuando, el toro daba esos avisos que hacían tener al tendido en vilo. Bajonazo y golpe de descabello.

2 l Hoyo de la Gitana. Grangero de 650 kg. Grande, serio con plaza y romana, el primero de Hoyo desató la ovación en el tendido al salir, al cual Cortés se saludó por verónicas. Granero fue puesto en suerte en dos ocasiones al caballo arrancandose con alegría, pero picado en exceso y trasero por parte de Pedro Muñoz, el cual recibió una sonora bronca. En el tercio de banderillas, el toro siguió marcando territorio, al cual Antonio Molina le puso dos pares de gran exposición. Con la muleta, Cortés rápidamente quiso enseñar quién y cómo tiene que mandar en el escenario intentando domeñar con la diestra las embestidas cortas pero pegando tornillazos de el de Hoyo de la Gitana. Disposición y metido entre los pitones y siempre cruzado al contrario estuvo Javier, ante un toro que vendía cara su piel. Por el pitón  izquierdo, ni uno como se suele decir…Pinchazo y estocada. Pitos al toro en el arrastre.

3 l Palha. Asustado de 583 kg. Portagayola y un buen ramillete de verónicas, le recetó Gómez al primero de su lote para recibirlo. El espectáculo  al mismo tiempo que el miedo, vino en el tercio de varas al poner Noé de largo al toro y arrancarse de al caballo  al cual derribó,  y estuvo encelado con él en el suelo cerca de dos minutos, aunque sin consecuencias. Posteriormente tomó otros dos puyazos arrancandose de largo, y protagonizando un gran tercio de varas donde el público se puso en pie. El tercio de banderillas se desarrolló con eficacia y el toro ya dejó ver su prontitud y punto de emoción. En la muleta del torero, el animal embistió de manera informal y yendo andando pero con prontitud en el cite. Cosa que al pasar se trasladaba la emoción al tendido, y más que cuando tocaba las telas soltaba la cara. Del Pilar sin construir faena armónica por ambos pitones, estuvo por encima del animal con mucha firmeza, firmando algunos naturales con gran asiento. Estocada y petición  de oreja mayoritaria no concedida por el palco.

4 l Hoyo de la Gitana. Dichoso de 520 kg. El cuarto, salió manifestando otras ideas en el capote de Pinar, siendo más parado y sabiendo lo que dejaba atrás. En el tercio de varas tomó dos puyazos sin más, y en el tercio de banderillas, el animal ya esperaba y cortaba midiendo el viaje de los de plata. Con la muleta, Pinar tuvo que tirar de oficio, pues Dichoso no tenia ni un pase, y media y se quedaba corto en cada uno de los pocos muletazos que se tragó. Le tocó las costillas y recetó media estocada certera. Pitos al toro en el arrastre.

5 l Palha. Pintarrocho de 505 kg. El quinto, salió y embistió al capote de Cortés, con buen tranco. En en varas, tomó dos puyazos traseros, siendo protestado el picador por tapar la salida al toro cuando estaba peleando en el peto. En banderillas, el toro ya manifestó su prontitud, marcando en los capotes cual podia ser su embestida. Cortés estuvo inteligente, pues empezó toreando con la zurda, arrancando desde el minuto cero los primeros olés en el tendido. Rápido el torero vio las virtudes y defectos del animal y su virtud fue arrancarse rápido,  pero al mismo tiempo quedarse corto soltando la cara al final del muletazos. Javier realizó una faena con altibajos pero medida en el tiempo. Dos pinchazos, media estocada y golpe de cruceta.

6 l Hoyo de la Gitana. Cancionero de 620 kg. Del Pilar recibió al sexto en la puerta de chiquitos con un farol de rodillas, para acto seguido torear por verónicas. Con el público de cara, el torero quiso lucir al toro en varas, y dar gusto al respetable. ¡Ahí estaba la clave del festejo!  El toro tomó dos puyazos y Noé lo puso de muy largo en una tercera ocasión pero sin brillantez, aunque el respetable le reconoció el gesto. Del Pilar confeccionó una faena de altibajos pero con emoción sobre todo por el pitón derecho, donde el toro de Hoyo por momentos le metía la cara con recorrido, o bien se le quedaba corto soltando la cara. Por el izquierdo y el último  tramo de la faena, Noé sólo le pudo robar una tanda para volver de nuevo al pitón derecho y regalarnos la mejor tanda de toda la faena. Media estocada

FICHA DEL FESTEJO.

Rubén Pinar. Silencio en ambos

Javier Cortés. Fuerte ovacion y ovación

Gómez del Pilar. Fuerte ovación con vuelta al ruedo y ovación