Cartel atractivo dentro de la Feria de Otoño 2017 con una terna joven, pero con una línea muy distinta de concebir el toreo, pero al mismo tiempo encajando en la demanda del público y aficionado de la plaza de toros de Las Ventas.

Sebastián Castella llega en un buen momento profesional, con más poso y templanza que en temporadas anteriores, pero con menos rotundidad.

Ureña, entra por la vía de la sustitución, siendo ahora mismo uno de los toreros más demandados por la afición. Lo ve claro, y le vale todo, siendo un abanderado y arquitecto del toreo clásico, en la época del toreo más moderno.

Luis David Adame, confirma esta tarde siendo novedad en general para el aficionado y  dentro del escalafón superior, y viene con la hierva en la boca.

La de Núñez del Cuvillo, al ser una ganadería con una camada tan extensa, no deja de ser una lotería.