Era el mejor regalo al carismático ganadero Victorino Martín Andrés. Una corrida en tipo de la casa, y completa con sus más y sus menos, junto con la respuesta del público en la plaza de toros de Illescas.  Mientras tanto, Pepe Moral indultó al extraordinario quinto de nombre ‘Jarretero’, después de torear a cámara lenta, paseando posteriormente los máximos trofeos simbólicos. De Justo paseó dos orejas del segundo de su lote, y una a Martín Escudero.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Illescas (Toledo) con más de tres cuartos de entrada.

Toros de Victorino Martín de juego variado y encastados en lineas generales. (Indultado el quinto, de nombre «Jarretero», herrado con número 32).

Emilio de Justo. Silencio y dos orejas.

Pepe Moral. Dos orejas y dos orejas y rabo simbólicos.

Martín Escudero. Oreja y silencio.