Con un lleno de no hay billetes y un espectacular ambiente en los tendidos, arrancaba la final del Campeonato de España de Recortes, el mejor concurso que se puede ver en la temporada. Los 15 mejores especialistas se daban cita en La Misericordia, después de haber pasado las eliminatorias de Huesca, Murcia y Logroño.

Antes de que el de rizos saliera por la puerta de toriles, se rindió homenaje a los recortadores heridos, que no han podido estar en Zaragoza, Santi Conde, Tororo, Rubén Monzón y Cristian Blanco, cogido el pasado año en este mismo albero, en el mano a mano final.

Abría la mañana Pablo Martín «Guindi» actual campeón de la Liga del Corte Puro con un gran recorte en los medios a «Bonito» n°36 de Yerbabuena. Pegó otro dos recortes ajustados y por ambos pitones. En este grupo también estaba Eusebio Sacristán «Use», ganador el año pasado en Zaragoza. No pudo empezar mejor el vallisoletano, con un quiebro de rodillas que quitó la respiración a los presentes. Completó su actuación con un gran recorte y un salto marca de la casa, saliendo desde las tablas. David Ramírez «El Peque» volvió a demostrar porqué es el recortador en activo con más temporadas a sus espaldas, con dos increíbles quiebros de rodillas, y un recorte dejándoselo llegar. Buena actuación también en este grupo de Sergio Valle y Adrián Lambás, que optaron por el corte puro.

El segundo grupo fue simplemente espectacular. Emociones y riesgo a flor de piel. Un auténtico derroche de valor. Cada año, este mundo da una vuelta de tuerca más, y no sabemos dónde estará el límite. Creo que nadie puede decir que estos chavales no son auténticos toreros, toreros a cuerpo limpio. Les tocó en suerte (por decir algo) un toro muy complicado, un toro que no se entregó en ningún momento, y que no regaló ni una sola embestida clara. Javier Pradanas hizo un tirabuzón a portagayola, y un espectacular salto, previo a una voltereta. No midió bien y el toro se lo llevó por delante. Pero el chico sin apenas mirarse, repitió la misma suerte, esta vez saliendo airoso y poniendo la plaza en pie. Ángel Pitarque tragó saliva para aguantar al toro, y pegó tres ajustadísimos recortes. El salmantino David Sánchez, fue cogido hasta en dos ocasiones, pero tiró de raza, y volvió a la cara del toro, repitiendo sus particulares y toreros quiebros. Tuvo que pasar por la enfermería al terminar el grupo. «El Poca» sigue estando en otro nivel, sabe entender todo tipo de toro, y pese a la condición del mismo, pegó dos grandes quiebros y un ajustado recorte, pese a no ser su especialidad. El debutante César Grasa, también realizó una destacable actuación, con un quiebro de rodillas en los tercios, quedándose el toro en los pies, y dos buenos recortes.

Muy soso fue el tercer toro. Quizás pecó de demasiada nobleza y falta de la transmisión necesaria en este tipo de festejos. Fue un grupo plagado de recortes, a excepción de los dos saltos que realizaron los dos segovianos presentes en este grupo, Javi Manso «Balotelli» y Jorge Gómez. Destacar el temple y la torería de Jonathan Estébanez «El Peta», Cristian Moras y Javier Santander » Gusi». Fue el grupo más flojo de la fase clasificatoria.

La primera de las semifinales, nos volvió a dejar sin respiración a los allí presentes. Gente emocionada en la grada y entregada a estos héroes. «Use» no se lo pensó, y se fue a la puerta de toriles con las rodillas en tierra. Salió un impresionante toro, negro y de una seriedad imponente. Pero el toro no cayó en los engaños de Use, y se lo llevó por delante, en una espeluznante cogida. Los compañeros lo llevaron a la enfermería, y cuando iba a salir el segundo de los semifinalistas, Use salió de la enfermería y le pegó un ajustadísimo tirabuzón con las manos en los bolsillos. Además hizo un gran recorte, y su salto especial, saliendo desde el burladero y sin apenas dos metros de distancia. El público le entregó todo su cariño en una grandísima ovación y puestos en pie. Ángel Pitarque no quiso quedarse atrás, y salió a por todas. También se echó de rodillas, y le recetó un grandioso quiebro. Un recorte en su segunda ronda, y en su última suerte, y de nuevo de rodillas en una declaración de intenciones, lo cogió de una manera muy fea, y volvió a la cara, pero visiblemente conmocionado, por lo que tuvo que pasar a la enfermería. Cristian Moras, también realizó una buena semifinal, siendo todo temple y torería.

Toro más reservón y con querencia a tablas, quizás más acusada por la desencajonada de ayer por la noche. Fue un toro al que había que tocarle sus teclas. «El Peque» se fue de nuevo al tercio de rodillas, un quiebro en el estribo, y un recorte yendo andando a por el toro. «El Poca» pegó uno de sus excelentes quiebros, aguantando hasta el final, y después, debido a la condición del toro, optó por pegar dos recortes, que fueron muy ajustados y meritorios. Javi Manso «Balotelli» también tuvo una más que destacable actuación, supo entender bastante bien al toro, y para terminar, realizó un salto en terrenos de toriles.

Salió el toro del gran duelo final a tres, la gran novedad del formato este año. Un TORO con todas las letras, cuajado de pitón a rabo y con más de 600 kilos, el gran protagonista de la campaña publicitaria de Toropasion. Pero después de una primera ronda, fue devuelto a toriles, quizás acusó demasiado el peso, y algún otro problema, y los empresarios decidieron sacar el sobrero, con el fin del buen desenlace del festejo, lo que a la postre fue una gran decisión.

La gran final del Campeonato de España, no pudo tener un mejor colofón. Una final a tres memorable. Eusebio Sacristán «Use», José Manuel González «Poca» y David Ramírez «El Peque», protagonizaron una final épica. Use se fue de nuevo a portagayola, después de la cogida en la semifinal, pero esta vez para volar por encima de las astas. Actuación completísima, con saltos, recorte, y un quiebro de rodillas de infarto. » Poca» en su línea, quebró milimétricamente por ambos pitones. Con un último quiebro, sintiendo descalzo el albero del coso de La Misericordia. El veterano David Ramírez «El Peque», repitió sus suertes características, con quiebros de rodillas, quiebro en tablas, y un recorte de poder a poder.

Ya con los tres finalistas en formación, esperando la decisión del jurado, » El Peque » dió un paso adelante a por su trofeo de tercer clasificado. El segundo puesto recayó en José Manuel González «El Poca», aunque fue una decisión bastante protestada. Y el campeón de España fue por segundo año consecutivo para Eusebio Sacristán «Use», que se redimió del pasado año, cuando quedó solo en el duelo final por la cogida de Cristian Blanco. El trofeo se lo entregó David Fandila » El Fandi», que tuvo la decencia de estar presente en el festejo pese a torear esta misma tarde en Zaragoza.

Pese a cuál fuera el resultado, lo que si quedó bien claro, es el valor de estos toreros a cuerpo limpio, que ofrecieron un espectáculo que será recordado por todos los presentes. Ojalá pronto se les reconozca el mérito que tienen, y les den el puesto que merecen.