Los presidentes de la plaza de toros de Murcia, Francisco Cuadrado, José Miguel Muñoz Conesa y José Ramón Amorós, pasaron el pasado martes por los salones del Real Club Taurino –en un acto incluido dentro de sus Martes Taurinos- para analizar, desde su perspectiva, lo que ha sido la recientemente finalizada Feria Taurina de Murcia. Los tres usías valoraron desde el punto de vista personal y como aficionado los festejos que dirigieron entrando en distintas matizaciones, tanto por la transcendencia que tuvieron en su momento en la plaza, como a modo de respuesta a las preguntas que los numerosos aficionados asistentes hicieron.

Francisco Cuadrado rehusó en su día, de manera voluntaria, dirigir la primera corrida del ciclo que le correspondía, para evitar a Morante de la Puebla y la ganadería de ‘Núñez del Novillo’ –refiriéndose de manera irónica a la ganadería de Núñez del Cuvillo-, destacando la actuación de Enrique Ponce en la primera corrida que presidió el día 12 de septiembre. Ese día concedió la vuelta al ruedo al cuarto toro de Luis Algarra sacando el pañuelo verde, lo que el presidente explicó: “En el colegio de Mula en el que estudié, lo único que no me enseñaron fueron los colores, y tuve que buscarme la vida para aprenderlos yo solo. Desde entonces confundo el verde con el azul, el gris con el marrón y el naranja con el ámbar”, añadiendo que: “Enrique Ponce pidió la vuelta al ruedo al toro y tuve que sacar rápidamente el pañuelo del cajón donde están todos guardados y saqué el verde pensando que era el azul”. En cuanto a la novillada con picadores, destacó la actuación de Ramón Serrano.

José Miguel Muñoz Conesa, por su parte, comentó que en la corrida del 10 de septiembre, de ocho toros que envió Núñez del Cuvillo se rechazaron tres por falta de trapío y aseguró que se debía de haber desechado alguno más, refiriéndose al lidiado en 2º lugar esa tarde, aunque los tres presidentes coincidieron en señalar que las actas de utilidad de los toros son potestad de los veterinarios. Conesa aseguró que: “A veces subir al palco se convierte en un marrón para nosotros. Yo lo que quiero es irme a casa tranquilo. El presidente tiene que velar por los intereses de mucha gente y yo no quiero perjudicar a nadie con mis decisiones”. En cuanto a la corrida de rejones y el indulto del toro “Perdido” de Los Espartales, José Miguel aseguró que: “En las corridas de rejones de Murcia ha habido muchos toros con características similares de bravura y clase a las de éste”, añadiendo que: “El indulto lo propicia Ventura y si la gente lo pide hay que concederlo”.

José Ramón Amorós fue el encargado de presidir la corrida del martes 12 de septiembre en la que se jugó la corrida de Victoriano del Río. Amorós destacó el gran juego de la corrida en conjunto, afirmando que para él la faena de Roca Rey no fue de rabo y que el 4º toro de esa tarde bien pudo ser de vuelta al ruedo. En cuanto a la concesión de trofeos, Amorós afirmó que: “Si se aplicara a rajatabla lo de petición mayoritaria no se concedería ninguna oreja. La exigencia de pañuelos es cada vez menor, la gente pide los trofeos silbando y a gritos”.