El matador de toros Cristian Escribano y Curro Cruz han llegado a un acuerdo de romper su relación profesional amistosamente, quedando muy agradecido del trabajo realizado durante la temporada del 2017.