A pesar de estar a 20 de noviembre y que hace prácticamente un mes que finalizó la temporada en España, Sevilla ya empieza a elucubrar con lo que será el esbozo de la campaña 2018 en la Real Maestranza. Tal y como dice la canción de Los del Río, «Sevilla tiene un color especial», y es que es así, Sevilla es especial, la ciudad que vive las vísperas igual o incluso más que la propia cita, ya comienza a hablar de toros y a hacer sus cábalas de quiénes serán los nombres propios del 2018.

Como es tradicional en la empresa Pagés, entidad que gestiona la Real Maestranza de Caballería de Sevilla, las negociaciones con los diestros se inician el día 7 de enero, pero es sabido que las intenciones de cómo serán las combinaciones se están llevando a cabo en estas semanas en los despachos del coso del Baratillo.

Uno de los carteles que primero se saben cada año y en el que todos los diestros esperan estar es, sin duda, el del Domingo de Resurrección, quizás el caché y la importancia que tiene el abrir la temporada en Sevilla hacen de este día el más especial de todo el abono. Ramón Valencia, empresario de la Real Maestranza, en una entrevista concedida al programa «Cuarto Tercio» de Sevilla Fútbol Club Radio, manifestó que aún era pronto para saber el cartel del Domingo de Resurrección pero apuntó los nombres de Manzanares, Roca Rey, El Juli, Alejandro Talavante y Antonio Ferrera como los toreros que tienen más posibilidades de integrar el cartel, y es que este año Morante de la Puebla, en principio, no pisará la Maestranza en abril, si no sería un fijo en este día.

De ese quinteto anunciado por Valencia, solamente José María Manzanares podría tener el lugar asegurado en el cartel, ya que el alicantino lleva varios años siendo base del abono maestrante y goza del beneplácito de la afición obtenido gracias a sus triunfos continuados. Roca Rey ya entró el año pasado en este cartel, en su haber está el haber sido el único diestro en desorejar a un toro en la pasada Feria de Abril y además se suma que su apoderado es Ramón Valencia, por lo que todo sería mucho más fácil.

Con Manzanares seguro y Roca Rey con muchas posibilidades quedaría, un hueco en el cartel para tres nombres. El diestro que, en principio, parte con ventaja es Julián López «El Juli». El madrileño ha conseguido abrir 4 veces la Puerta del Príncipe y encara este 2018 con especial ilusión, y es que serán 20 años los que El Juli lleve como matador de toros y ha anunciado que cerrará una etapa dejando entreabierta una posible retirada a final de temporada, por lo que cobra fuerza que el Juli esté el Domingo de Resurrección en Sevilla. Otro de los que podría entrar sería Antonio Ferrera, el extremeño fue declarado triunfador de la temporada 2017 y en 2014 y 2015 fue el autor de la mejor faena de la Feria. Actualmente cuenta con el agrado del aficionado, ya que durante la pasada campaña se vio un Ferrera mucho más maduro y con un poso que cautivó a todos los públicos. El tercer diestro es Alejandro Talavante que tras su apuesta en la pasada Feria de San Miguel dónde dobló sus actuaciones al sustituir a Manzanares consiguiendo cortar un apéndice en cada tarde y dónde pudo haber salido a hombros por la Puerta del Príncipe de no haber fallado con el acero, se ha convertido en un firme candidato a ocupar un puesto en tan importante acontecimiento.

Todavía habrá que esperar, ya que hasta bien entrado el mes de enero no lo sabremos. Tiempo habrá aún para que los bares sigan siendo testigos de tertulias de aficionados que hagan sus cábalas y apuesten sobre este día tan esperado, y es que será el tiempo, que bien se asemeja al de la primavera en estos días, pero en Sevilla ya hay ganas de toros.

Sergio Maya / @sergiomaya7