Fotografía de Sergio Hidalgo.

El incombustible Enrique Ponce, disfrutó de un ameno día en el Cortijo «Cinco Villas», ubicado en el municipio mexiquense de Santiago Cuautlalpan, y cerró su preparación de cara al compromiso de mañana en La México, compartirá con el rejoneador Hernández Gárate, y los diestros Joselito Adame y Octavio García «El Payo».

Por invitación de la familia Marco Sirvent, Ponce lidió dos novillos a puerta cerrada y compartió escenario con el mañagueño, y amigo del torero de Chiva, Javier Conde, toreó un novillo.

Día D, y hora H una vez más, para reivindicar de nuevo su posición dentro del ruedo al otro lado del charco, siendo también capitán general en los inviernos fuera de España