Seguramente serán muchos los niños que les han pedido a los Reyes Magos una muleta, un traje de torero o una montera, y es que para este día tan especial los más pequeños quieren que todos sus deseos se cumplan.

Este año muchos de ellos tienen un cómplice especial, ya que en la cabalgata de Alicante el Rey Baltasar ha declarado ser taurino, ha prometido grandes yardes de toros y confesaba que su figura favorita era José María Manzanares, suponemos que por el gran parecido físico que tiene con él.

Este Baltasar tan especial que ha recorrido las calles de Alicante, ha deseado un buen futuro a la fiesta, a pesar de que un grupo de antitaurinos han tratado de amargarle la tarde con pancartas a su paso.