Han pasado ya 16 días desde que el pasado 8 de enero Ramón Valencia y todo el equipo que forma la empresa Pagés comenzara las negociaciones con los principales matadores de toros para conformar el abono de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla de este 2018 sin que por el momento haya trascendido mucho a la luz pública.

Lo que se conoce con certeza es que las ganaderías que pasarán por el coso del Baratillo en este año serán las mismas que en 2017 con la salvedad de la entrada de la Palmosilla en detrimento de la corrida de Daniel Ruiz. De los toreros sólo se conoce que Morante de la Puebla estará las dos tardes de San Miguel, allá por el mes de septiembre, tras haber rubricado el contrato en el despacho de Joselito «El Gallo», propiedad del de la Puebla tras haberlo adquirido en una subasta, antes de que finalizara 2017, y que José María Manzanares también estará presente en su Sevilla tras haber cerrado un acuerdo esta pasada semana con la nueva unión creada entre Ramón Valencia y Simón Casas.

Precisamente el alicantino tiene todas las papeletas para ser el centro del abono. Manzanares sigue con su idilio con Sevilla, a orillas del Guadalquivir se le quiere y se le espera y el diestro es dónde suele ofrecer su mejor versión. Asegurado tiene su comparecencia en el Domingo de Resurrección, tiene otra reservada en San Miguel y más que probable serán dos tardes más durante la Feria.

Otro de los nombres propios que serán base del abono es el de Andrés Roca Rey. También apunta a que puedan ser 3 ó 4 las tardes, incluida la tarde del Domingo de Resurrección, que el peruano haga el paseíllo en Sevilla. Fue el único que consiguió desorejar a un astado el año pasado en la Maestranza, actualmente es uno de los diestros más «taquilleros» y su apoderado es Ramón Valencia, precisamente el encargado de confeccionar este encaje de bolillos que es la temporada sevillana.

El tercero sobre el que versará el abono será «El Juli». El madrileño comienza este 2018 con el reto de hacer una temporada histórica para conmemorar sus 20 años como máxima figura del toreo, y base de su temporada es Sevilla. La capital andaluza siempre ha sido una de las plazas predilectas del Juli, en su haber tiene cuatro Puertas del Príncipe y nunca ha escondido que Sevilla es especial para él. Seguramente éste abriendo el cartel del Domingo de Resurrección y sume otros dos paseíllos en la Feria, uno de ellos (según se cuenta en los mentideros taurinos) lo hará con Victorino Martín o Miura. Hay que recordar que en 2013 El Juli ya estuvo anunciado con Miuras pero una cornada días antes de este compromiso le imposibilitó estar en esa tarde.

Antonio Ferrera también estará, si nada se tuerce, tres tardes en Sevilla. Se rumorea que está disputando un puesto en el cartel del Domingo de Resurrección, pero seguramente la empresa lo compensará en buenos carteles durante la Feria ya que éste es uno de los diestros que a día de hoy cuentan con mayores privilegios entre la afición sevillana. Inamovible del cartel de los Victorino Martín entrará en otras dos tardes de figuras.

Talavante tras su paso por Sevilla en San Miguel dónde a punto estuvo de salir por la Puerta del Príncipe también estará bien colocado en Sevilla. El año pasado contó con 4 tardes en Sevilla, dos en abril y otras dos en septiembre, una de éstas últimas sustituyendo a Manzanares y salvando una papeleta para la empresa, y eso será bien valorado por la empresa Pagés, la cual le guardará buen sitio dentro del abono.

Otros toreros que se anunciarán o deben anunciarse dos tardes este año en Sevilla son los nombres de Pepe Moral, que cortó 2 orejas en la corrida de Miura el año pasado y que repetirá con la ganadería de Lora del Río y debería de sumar otra tarde en un cartel de garantías, Miguel Ángel Perera, tras su inconmensurable final de campaña 2017 con Puerta Grande de Madrid incluida, Sebastián Castella, apoderado en esta nueva etapa por Simón Casas, socio ahora de Ramón Valencia, Enrique Ponce, en estado de gracia, Ginés Marín, tras ser el triunfador de 2017 a pesar de que en Sevilla quizás tuvo su tarde más gris, Paco Ureña, otro de los diestros con más adeptos en Sevilla, López Simón, Cayetano Rivera Ordoñez y Juan José Padilla, último torero que consiguió abrir la Puerta del Príncipe y que este año se retira de los ruedos.

Además de estos nombres también deberían aparecer, al menos con una tarde, los nombres de Curro Díaz, tras su incomprensible ausencia en 2017, Juan Bautista, podría sorprender en Sevilla por el momento de madurez que atraviesa, José Garrido, Román Collado, Manuel Escribano, Manuel Jesús «El Cid», Joselito Adame, Daniel Luque, Javier Jiménez, Borja Jiménez, Antonio Nazaré, Oliva Soto, del que se habla que podría entrar en la de Miura, Rafaelillo o Javier Castaño. Por último, tampoco podemos olvidarnos de dos matadores de toros que se doctoraron en San Miguel y que casi con total seguridad también veremos en la Maestranza, Pablo Aguado y Rafa Serna.

Sergio Maya / @sergiomaya.