Unas 500 personas se han dado cita en el Teatro de Bellas Artes de Madrid para la presentación de uno de los libros más esperados de los últimos tiempos, «Mañana seré libre», una biografía sobre el tristemente desaparecido Iván Fandiño escrito por su amigo y apoderado Néstor García.

Había mucha expectación por descubrir todas esas historias sobre los inicios de Iván Fandiño, un torero diferente y que nunca lo tuvo fácil  para hacerse un hueco en ese difícil mundo del toro, tal y como contaba Néstor, ya que en primer lugar procedía de una zona con poca tradición taurina, y más adelante se tuvo que enfrentar a esa lucha en los despachos por hacerse un hueco en las plazas importantes, y esa rivalidad con algunas de las figuras del momento que lo veían como un fuerte rival. «Maña seré libre» es también un relato sobre esos lazos más allá de la amistad o la relación de torero-apoderado que hubo entre «el león de Orduña» y quien estuvo junto a él desde el principio y hasta el trágico día de su muerte, Néstor.

Por eso no es de extrañar el desgarro con el que el escritor de este libro ha ido desgranando sus entresijos, y que ha contagiado a los allí presentes. Muy emocionado Néstor, ha recordado a su gran amigo Iván, y ha confesado que el único motivo que le ha llevado a escribir este libro era el de rendirle homenaje  y estar en paz con él.

«Iván Fandiño: Mañana seré libre», un libro imprescindible para todos los aficionados, aquellos jóvenes que quieran empezar su carera como matadores de toros, y todos aquellos que admiraron a un torero que se ha convertido en un héroe y siempre estará en el recuerdo de todos,  Iván Fandiño.