El futbolista del Betis, Joaquín Sánchez, deja por unos segundos el balón de fútbol y coge una muleta para pegar unos pases a un novillo durante un tentadero celebrado en la ganadería de Fuente Ymbro. 

El conocido futbolista es un gran aficionado al mundo de la tauromaquia, prueba de ello son sus celebraciones toreando en los campos de fútbol. Además el propio Joaquín ha llegado a reconocer en alguna ocasión, que de no haber sido jugador de fútbol, seguramente se hubiera dedicado al mundo del toro.

Muchos son los amigos que tiene Joaquín relacionados con el mundo del toro. De hecho, en este vídeo sale abranzando al maestro Finito de Córdoba, después de haber pegado una serie de muletazos con mucho arte y muy toreros, en la finca «Los Romerales» de Fuente Ymbro.

Quién sabe, quizás cuando Joaquín cuelgue las botas, se atreva a coger los trastos de torear con mayor frecuencia.