Entre el Domingo de Ramos para abrir boca, y la feria de San Isidro más larga de la historia, tenemos mas festejos con nombres propios en la Plaza de Toros de Las Ventas. Y uno muy propio tras un pulso público titánico al productor, es el de Gonzalo Caballero.

Dos festejos, una novillada picada el día 1 de mayo, y el día 2, día de la Comunidad de Madrid, la ya tradicional corrida goyesca. Amor Rodríguez, Pablo Mora y Francisco de Manuel, lidiarán novillos de López Gibaja. Iván Vicente, Javier Cortés y Gonzalo Caballero, tendrán la materia prima de El Tajo y la Reina entre las manos, para reivindicar lo sucedido en Las Ventas en la temporada 2017.

La del día 2 de mayo, no es una corrida más tras las declaraciones de Caballero, Casas y Lloret. Tiene su punto picante y aliciente, y Caballero, tiene en la mano la oportunidad de pegar un revés al productor, y de esta manera remachar el diálogo que tuvo lugar el día de la presentación de la feria de San Isidro. ¿Lo hará? Capacidad tiene para ello, y de hacerlo, ¿Tendrá otro mensaje para Simón Casas?

Gonzalo, ya tiene las pinturas de guerra presentadas sobre la mesa. Ahora, queda ponerse dichas pinturas en la cara el día D y hora H, 2 de mayo, y poner las cartas sobre la mesa dando más valor en el ruedo, al discurso ofrecido.

Pero…¿Le hará la réplica dialéctica el francés de no salirle bien la apuesta al torero el día 2 de mayo, tras los comentarios vertidos públicamente en la famosa gala?