El matador de toros Alejandro Marcos ha encontrado en el torero vallisoletano Jorge Manrique, la persona ideal para encauzar su futuro.
La relación de apoderamiento se ha sellado con el clásico apretón de manos y por tiempo indefinido. Ambas partes están muy ilusionadas con el proyecto y su objetivo es lanzar la carrera del joven torero charro.