Empieza las cuentas atrás en el minutero para el comienzo de la temporada venteña 2018, con el aliciente y máxima expectación de la apertura de la misma, con los grises de A Coronada que pastan en Las Tiesas, para rendir homenaje al ilustre ganadero, D. Victorino Martín Andrés. Su creador y criador.

Y será por segundo año consecutivo y bajo la legislación de Plaza 1, la ganadería de Victorino Martín, la encargada de abrir la temporada en la Plaza de Toros de Las Ventas, con un cartel ya mencionado, pero que apetece recordar. Manuel Jesús El Cid, Pepe Moral, y Fortes.

Las agujas del reloj, marcan el tiempo de espera para el toque de clarines y timbales, de una tarde bajo pronostico de expectación, por ganas de ver de nuevo al torero de Salteras, siempre esperado y bajo la exigencia, pero también con el beneplácito del público de Las Ventas, que siempre espera ver ese idilio Cid-Victorino Martín. Moral, está por derecho propio con esa distinción de torería sevillana, y más con la aureola de ser el último torero en indultar un gris de la A Coronada, en la pasada temporada 2017 en la plaza de toros de Illescas. Fortes, el año pasado, vino con aires renovados dejando buen sabor de boca en el ruedo venteño, y en su temporada en general, toreando con más pausa y armonía, pero con la misma virtud de quedarse quieto, y arriesgar hasta límites insospechados transmitiendo sensaciones «Fortes» al tendido.

El devenir de la tarde, vendrá marcado por el juego de los toros, y la terna, bajo su concepto, cincelará o no obras de arte, o batallas de poder a poder en una tarde bajo el papel, por lo menos ilusionante.

Y las claves, están ahí, ya descifradas. Pero en un lenguaje más coloquial, el aficionado de la primera plaza de mundo, cuenta por segundo año para la apertura de la temporada 2018, con la presencia del toro sin remilgos, y con toreros que son del gusto del aficionado, y capaces de entenderse con esta ganadería. Pues cuanto más importante es el toro, más importancia tiene el torero que hay delante.

¿Crecerá mañana la leyenda en manos de Victorino Martín García? ¿Quedará en la retina y en la memoria del aficionado la imagen y el nombre de algún toro de la A Coronada de los que se lidiaran mañana? ¿Serán capaces El Cid, Moral o Fortes, de pegar un puñetazo en la mesa, bien por la vía de la estética o de la épica? Las dudas, quedaran despejadas mañana, cuando sea arrastrado el último toro camino del desolladero, con, o sin orejas.