14.484 espectadores, poblaron en la tarde de ayer los tendidos de la Plaza de Toros de Las Ventas, para ver el primer festejo y corrida del año de la temporada venteña, y de esta manera y con más de media plaza, avalan un SI quiero, al segundo espectáculo de masas en España.

Quizá, podíamos, o mejor dicho, se esperaba una entrada algo más amplia y generosa, pero la inclemencias meteorológicas de estas dos últimas semanas con continuas lluvias en todo el país, y sobre todo en la capital, han podido condicionar en negativo al aficionado que tuviese dudas en acudir o no al festejo. El día de ayer, estuvo marcado por el frío, y las nubes grises, junto con rachas de viento un tanto molestas. Y las inclemencias meteorológicas siempre juegan en contra de un espectáculo en vivo al aire libre.

Aún así, con el tiempo en contra, podemos hablar de una entrada generosa, y más en un puente, en el de Semana Santa, antojadizo en desplazamientos con el fin de aprovechar al máximo algo más de una semana por diversos puntos de la geografía española. Y este año se nota más que nunca, un vacío generoso en la capital.

Los toros, siguen interesando, y interesan, sobre todo cuando el espectáculo da argumentos previos para acudir, y tiene alicientes que llaman al público genérico y al aficionado. Otra cosa, son los factores condicionantes externos propios de la madre naturaleza.