El libro «Mañana seré libre», de Néstor García sobre las claves de la vida y el éxito de Iván Fandiño, supera las barrera de los 13.000 ejemplares vendidos.

En la era digital, y con internet de por medio formando parte activa de nuestras vidas en el día a día, no es  nada fácil vender 13.000 copias de un libro, y más siendo de temática taurina, y más aún cuando es autoeditado y publicado sin el respaldo de una potente una editorial de por medio. ¿Casualidad? ¿Morbo? ¿Incognitas y misterios sobre las palabras previas de su apoderado y amigo Néstor García? O… El culto del buen aficionado por un torero que no escatimó esfuerzos en el ruedo?

Independientemente de los motivos de la compra de cada uno, Fandiño no fue un torero más en el escalafón, por su carácter indomable, y su forma de invadir los terrenos del toro. En ocasiones esos terrenos quemaban, y eran lava volcánica. Y más aún, al ser un torero con apoderado independiente, matando todo tipo de ganaderías y encastes, y siendo capaz de triunfar con ellas. Iván, sacó las garras, y le plató cara al sistema, de cuando en cuando saliendose con las suyas.

«Mañana seré libre» encabezó durante varias semanas, la parte alta del escalafón, siendo uno de los libros más vendidos y demandados en Amazon, La Casa del Libro, o El Corte Inglés, batiendo un record sin precedentes de ventas, en libros basados en el mundo del toro.

Ahora su creador, Néstor García quiere extender la obra al otro lado de Atlántico, iniciando su andadura americana en Ecuador y Perú, y en breve en México y Colombia, (países en los que está a punto de cerrar un acuerdo de exportación) A principios de mayo, se presentará la versión francesa, quizá en Mont de Marsan, localidad de gran tradición taurina y en la que torero de Orduña fue todo un icono.