Muchos dirán que los toros están al borde de su desaparición, que la fiesta huele a rancio y que los jóvenes no están interesados en la tauromaquia. Pues nada más lejos de la realidad, para muestra un botón.

La Maestranza abría sus puertas un año más y su ruedo se llenaba de público se todas las edades que han disfrutado aprendiendo sobre las distintas suertes del torero en los diferentes talleres que se han organizado.

Los talleres estuvieron organizados, un año más, por el Club de Aficionados Prácticos que dirige el matador de toros Eduardo Dávila Miura. Además por el coso del Baratillo pasaron diestros como Alfonso Cadaval, Manuel Escribano, Raúl Gracia «El Tato» o Pepe Moral, entre otros.

Este tipo se iniciativas son las que crean afición, y así se ha demostrado por quinto año consecutivo. En vísperas de que comience la Feria de Abril, los aficionados han sido los primeros en salir por la puerta grande en La Maestranza.