Antes de que comenzara el Concurso de Vacas organizado por la Asociación Taurina El Albero de Sarrión, la tarde del sábado 7 de abril ya había entrado en la historia de los festejos populares por varios motivos, y es que no se realizaba un festejo así desde el año 2005 en la plaza de toros de Valencia. Sin embargo una peña taurina de un pueblo de apenas mil habitantes había logrado crear una gran expectación con este cartel y había conseguido reunir en una plaza portátil casi 3000 aficionados llegados de todos los puntos del país, en una tarde en la que las previsiones aseguraban la lluvia. Pese a ello, pudo más la expectación y la afición de todos aquellos que querían ver dicho Concurso de Vacas con 12 de las mejores vacas del momento, cada una de un hierro diferente, y los tendidos se abarrotaron en una tarde que quedará para siempre en la memoria de los aficionados, tanto por el aura que generó el cartel, como por alguno de los detalles que protagonizaron los animales. Detalles que no se ven todos los días, y que los buenos aficionados que se desplazaron hasta Sarrión supieron apreciar y pudieron disfrutar.

Como no puede ser de otra manera, y hablando de buenos aficionados, se guardó un respetuoso y emotivo minuto de silencio por el reciente fallecimiento de Rafa Alcaide, antes de que la primera vaca saltara a la arena, quien seguro que también disfrutó de esta tarde desde ahí arriba.

“AIROSA” de Benavent abrió la tarde y ofreció buen juego en obstáculos, acudiendo con codicia. Quizás estuvo por debajo de su nivel, aunque hizo una actuación destacable.

“ORTEGUILLA” de Hnos. Navarré no estuvo a la altura de esta gran cita, y se le quedó grande la plaza.

“MALEANTA II” de Hnos. Ozcoz realizó una buena actuación. Protagonizó momentos de peligro en barrotes, metiendo la cabeza y también en los obstáculos. Realizó una buena subida al cono buscando arriba y una buena emparrada en el nuevo obstáculo.

“MUTURZURI” de Marqués de Saka. Ya de salida se pudo ver su agilidad y su rapidez. Trabajó los obstáculos, pero quizás no se le dio la lidia que necesitaba. Una vaca con mucho corazón y muy brava, que dejó su sello en esta plaza. No lo puso nada fácil en el quiebro.

“MANIÁTICA” de José Vicente Machancoses. trabajó los obstáculos con mucha codicia, destacando una gran subida al cono. Durante su lidia siempre remató en los barrotes. Y realizó un detalle espectacular, que quedará para el recuerdo, llegando hasta el final tras una gran rodada de Bruixola. Recibió una gran ovación cuando se fue a toriles.

“MONTAÑESA” de La Paloma. Desde el primer instante se hizo respetar y mostró su peligro e inteligencia. Protagonizó sin duda uno de los momentos que pasará a la historia. Se tiró dentro del banco para hacer presa y sacó al joven recortador propinándole una fuerte paliza. La vaca se fue a toriles tras la cogida. Volvió a salir, pero de nuevo, se fue sin poderla trabajar y lucir como merecía. En un remate se hizo daño, y tuvieron que guardarla.

“PICARILLA” de Fernando Machancoses trabajó bien los obstáculos, dejando buenos detalles. Demostró su inteligencia y su transmisión, pero quizás le faltó guerra en el ruedo, y no se pudo ver todo lo que lleva dentro.

“DINAMITA” de Asensi. Buenos detalles metiendo la cabeza en los barrotes y tirándose con bravura a los obstáculos. Fue noble al quiebro y siempre quiso más.

“RONDALLERA” de Miguel Parejo. Acudió con codicia en obstáculos y en los cites. Dejó una buena actuación, siempre queriendo más. Subió a la pirámide por el lateral, demostrando su bravura.

“ESPAÑOLA” de Crespo. Se notó que durante todo el pasado año no trabajó, y le faltó ese tranco de más.

“METRALLETA” de Germán Vidal. Hizo una seria actuación, con una gran subida a la pirámide de salida. Pero la lluvia le restó importancia a su actuación.

“ENTERRAORA” de Alberto Granchel. Cerró el concurso. Acudió entregada a los quiebros y recortes. Buscaba en barrotes pero tenía poca guerra en la arena por culpa de la lluvia que ya caía con fuerza en esos momentos.

El resultado final del concurso fue el siguiente:

PRIMER PREMIO
” MANIATICA ” n°123

SEGUNDO PREMIO
” RONDALLERA ” n°99

TERCER PREMIO
” MALEANTA II ” n°489

MEJOR DETALLE
” MONTAÑESA ” n°8 de La Paloma

La lluvia truncó los dos festejos que quedaban. Para la noche del sábado había previsto una Exhibición de Emboladores, pero tuvo que suspenderse debido a las fuertes lluvias que cayeron durante varias horas, y que dejaron la plaza impracticable. El domingo se celebró un Especial de La Paloma, pero también la lluvia deslució la tarde. Pese a ello se pudo ver una gran actuación de Norteña, que volvió a demostrar que es una de las mejores vacas del momento, y posiblemente de la historia.

El primero de los festejos que organizó El Albero fue un Especial Ustarroz en la noche del viernes. Para la ocasión se dejó la plaza libre de obstáculos, y gracias a ello pudieron verse buenos quiebros y recortes. La noche se quedó más fría, ya que la primera vaca le propinó una cornada a un joven, y tuvo que esperarse a la ambulancia durante una hora. La casta navarra, como no podía ser de otra manera, estuvo presente en el cartel de El Albero, tanto en las hembras de Ustarroz, como en los machos que se soltaron en puntas y embolados por los propios socios de la peña.

Más carteles y más peñas como El Albero son las que hacen falta hoy en día. Carteles en los que se demuestra que la afición sigue más viva que nunca. Para quitarse el sombrero.

Vídeo: Antonio Escuder

Fotografías: Álvaro Marín, A. Bou, Ramón Jaime Soler.