Nueva tarde de ilusiones en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla. Hoy tenemos un cartel internacional: un colombiano, Luis Bolívar, un mexicano, Joselito Adame, y un sevillano, Rafael Serna, y una ganadería que debuta en la capital de Andalucía, La Palmosilla. A priori el cartel más «flojo» del abono pero con matices que vamos a desgranar.

En primer lugar los astados. En el reconocimiento previo se han aprobado los nueve toros presentados y todo apunta a que el ganadero podrá lidiar la corrida que él quería en Sevilla. Esta camada que se presenta en la Maestranza de procedencia Domecq vía Núñez del Cuvillo viene avalada por una importante campaña de 2017 destacando los encierros en Algeciras, el Puerto de Santa María o Baeza. Toros, por norma general, nobles y con clase aunque a veces pecan de falta de fuerzas.

Pasando a los toreros abrirá la tarde Luis Bolívar, un torero que ha disminuido sus apariciones en España en los últimos años pero que en América mantiene un gran cartel. Vuelve a Sevilla tras 6 años de ausencia y lo hace para intentar demostrar que es un torero válido en España y para reclamar un sitio en las ferias europeas. Destaca su técnica y oficio, ya que en su haber hay infinidad de corridas duras a sus espaldas. La última oreja que cortó en la Maestranza fue en 2009.

Joselito Adame llega a Sevilla tras una gran temporada americana dónde es la máxima figura del toreo y se acartela todas las tardes con las figuras españolas. Al hidrocálido se le da bien Sevilla y es que ha cortado cuatro orejas en lo que va de década 2012, 2014, 2015 y 2017. Su toreo ha evolucionado a mayor estética, cimentado en un valor seco y un gran conocimiento técnico de la profesión.

El tercer espada es Rafa Serna. Precisamente vuelve al escenario dónde la pasada Feria de San Miguel tomó la alternativa resultando cogido y sin poder lidiar a su segundo oponente. La ilusión es la baza más importante del sevillano para esta tarde. No parte de cero ya que el invierno ha estado haciendo campo y toreando algunas corridas en América y se espera un Rafa Serna con hambre de triunfo pero con una tauromaquia evolucionada. No hay que perder de vista su mano izquierda.

Por último parece ser que se podría tener un invitado incómodo en la tarde, la lluvia. Se esperan precipitaciones importantes sobre todo al mediodía que pueden afectar a buena parte de la tarde en Sevilla.