Llegan las figuras a Sevilla. Lo hacen este viernes, 13 de abril, en el primer cartel rematado de figuras desde el pasado Domingo de Resurrección, eso hará que el público se congregue en masa y se registre una gran entrada en los tendidos. Precisamente el que se llene más o menos la plaza dependerá del tiempo, ya que las previsiones meteorológicas apuntan precipitaciones para gran parte del día.

Los toros serán de los Hermanos García Jiménez, Olga Jiménez y Peña de Francia, en resumidas cuentas Matilla, es decir encaste Domecq vía Juan Pedro y Jandilla. Se caracteriza este hierro por tener una gran calidad en sus embestidas y motor para aguantar la lidia moderna. En la Feria de San Miguel 2016 echó una de sus mejores tardes posibilitando el triunfo de Sebastián Castella y José María Manzanares y sirviendo cuatro toros de los seis que se lidiaron. También el año pasado lidió varios toros interesantes, tanto en abril como en septiembre, en el coso del Baratillo.

La buena racha de la ganadería ha motivado que se apunten a estoquearla Miguel Ángel Perera, Alejandro Talavante y Andrés Roca Rey. Tres diestros sólidos del escalafón, que comparten un mismo concepto del toreo basado en el valor y las cercanías y que se encuentran disputando los primeros puestos del escalafón.

Perera viene a su única comparecencia en Sevilla de este 2018. Lo hace avalado por su último triunfo fuerte en Madrid en la pasada Feria de Otoño dónde salió a hombros y tras una gran temporada 2017 en la mayoría de plazas dónde se anunció. Algunos decían que se encontraba en un bajón o que ya no era el Perera de otros años atrás, sin embargo el de la Puebla del Prior ha renacido con más fuerza, siendo más rotundo y teniendo un dominio absoluto de los terrenos dónde queman los pies. Destaca, también, por su gran sentido del temple y poder con la muleta. Además en los últimos años se ha convertido en un excelente capotero.

Alejandro Talavante encara el que será su primer compromiso de los tres que tiene firmados este año en Sevilla. Tras hoy actuará el lunes y el martes en la semana de farolillos. Torero distinto, original y creativo delante de la cara del toro. No tiene un guión establecido en sus faenas y tiene una prodigiosa mano izquierda de la que pudo disfrutar Sevilla el pasado mes de septiembre dónde se acarteló dos tardes, una de ellas sustituyendo a Manzanares, en la que tuvo la Puerta del Príncipe en la mano si no llega a fallar con la espada. De los tres actuantes de hoy, Talavante es el único que sabe lo que es salir por la Puerta del Príncipe a hombros, lo ha hecho sólo una vez hace 11 años. Seguro que viene con ganas de repetir el triunfo del año pasado y sobre todo de rubricarlos con los aceros.

Por último Roca Rey regresa a Sevilla por segunda tarde en este 2018. Triunfó el Domingo de Resurrección dónde cortó una oreja que bien pudieron ser dos si el toro no llega a tardar en caer. Tras el de hoy, aún le quedará otro paseíllo el Jueves de Feria y luego otro más en San Miguel. El peruano se ha convertido en un torero muy querido en Sevilla debido principalmente a sus grandes tardes, aunque todavía no ha podido derribar la Puerta del Príncipe como él mismo sueña. Torero poderoso, con mucho valor, y que ha evolucionado en un toreo largo, profundo y templado, versión que se pudo ver el Domingo de Resurrección. Maneja a la perfección el capote y es un cañón con la espada.

Con estos mimbres hay argumentos para que sea una gran tarde de toros, en la que esperemos que el tiempo mejore, el viento se calme, los toros embistan y los toreros los entiendan, si eso ocurre la plaza será un manicomio. ¡Qué Dios reparta suerte!