Tarde de viento, nubes, bajas temperaturas, y… Segunda novillada en Las Ventas de fuertes hechuras de Jose Luis Pereda – La Dehesilla. Un romance no consumado con y el “No hay billetes” en el desolladero.

Angel Jiménez, recibió airoso al primero de la tarde. El novillo empujó en el caballo, y ahí, bajo el peto, dejó las fuerzas para posteriormente desarrollar genio en el último tercio. En banderillas, la cuadrilla estuvo eficaz. Jiménez, con la diestra ando con precauciones siempre al hilo del pitón. Cierto, el toro soltaba la cara en cada muletazo. Todo fue un querer y no poder. Estocada caída.

Jiménez, desde el inicio con el capote, no fue capaz de fijar las embestidas del cuarto de la tarde. Puesto de cualquier manera en el caballo y mal picado, fue el principio del fin del novillo, que tuvo fijeza y prontitud en los cites. Ángel, ni supo tocar las teclas, ni estructuró faena con un animal que según veía la muleta, acudía raudo y veloz, aunque de cuando en cuando soltando la cara al tocar los engaños. Sólo una tanda con la diestra al final de la faena, tuvo eco en el tendido con la sensación de que el novillo, no estuvo del todo aprovechado. Pinchazo y varios golpes de descabello.

El segundo, de 536 kg, un tío de cualquier plaza, que salió arreando y diciendo “Aquí estoy yo señores” El animal, aunque mal picado, metió los riñones, y por momentos, durante los dos primeros tercios, impuso respeto. La faena, trascurrió con enganchones en cada muletazo por cualquiera de los dos pitones, síntoma de no ser capaz de parar, templar y mandar las codiciosas embestidas del segundo de la tarde. Más bien, fue un derroche de valentía buscando la colocación y el pitón contrario, pero sin el eco necesario para llegar al tendido. Atienza quiso, pero no pudo. Pinchazo, y pinchazo bajo.

Con garbo le ganó Atienza terreno al quinto al recibirlo por verónicas. Mal picado, (La tónica general) encendieron los ánimos del respetable. Una voltereta fea durante el tercio de banderillas, mermaron los facutades del novillo. Pablo, estuvo listo y comenzó la faena sin obligar al animal, pero…Cierto, acusó esa fea voltereta, y lo manifestó quedándose bajo los vuelos de la muleta con la voluntad de pasar, pero no poder. Faena larga y plomiza protestada por las nulas opciones del novillo. Varios pinchazos, estocada que hizo guardia y golpe de descabello.

González, paró con el capote las oleadas del tercero de la tarde, ganándole terreno. Este, fue puesto en suerte pero mal picado.(Un mal tercio de varas picando trasero, influte de manera negativa en el comportamiento del animal) En banderillas, el novillo tuvo fijeza y prontitud al arrancarse, cosa que aprovecharía González con la muleta. Rafael, supo darle distancia y oxígeno entre tanda y tanda con ambas manos, pero sobre todo, apoyándose con la diestra. Un susto sin aparentes consecuencias por el pintón izquiedo, subió la temperatura de la faena, para rematar la misma con una estocada en todo lo alto. Novillo rodado sin puntilla.

El sexto, salió con una embestida más pausada. En varas, el animal se empleó, y el tercio de banderillas, transcurrió con eficacia. Rápido puso González el toreo en funcionamiento con la diestra, aprovechando la prontitud y nobles embestidas del animal. Con la zurda, no fue menos, y le dejó la muleta puesta, aunque las tandas transcurrieron con enganchones, pero no exentas de emoción. Cerró la faena con luquesinas. Pinchazo y estocada.

Plaza de toros de Las Ventas. 1/4 de plaza. Toros de JL Pereda – La Dehesilla de juego variado. Con fijeza y prontitud en los cites en línea generales.

FICHA DEL FESTEJO:

Angel Jiménez. Silencio en ambos

Pablo Atienza. Silencio en ambos

Rafael González. Oreja y vuelta tras petición.