Miércoles de Feria en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla con el cartel menos rematado de la semana de farolillos pero que tiene gran interés para el aficionado ya que se juntan tres diestros que están en buen momento, y saben torear, con una ganadería que casi siempre suele funcionar en la capital andaluza.

El Pilar, o lo que es lo mismo Moisés Fraile, tiene a Sevilla como una de sus plazas predilectas, ya que en el recuerdo de todos los aficionado perdura ese ‘Niñito’ que le tocó hace varios años a David Mora. Suelen ser toros con gran volumen y una importante transmisión sobre todo en la muleta. La procedencia de la ganadería es Aldeanueva, o lo que es lo mismo Raboso. La corrida de Sevilla será cabeza de camada y eso es todo una garantía.

El cartel lo conforman un francés, Juan Bautista, un madrileño, López Simón y uno de Badajoz, José Garrido. Cartel para el aficionado y tarde dónde pueden pasar muchas cosas.

Juan Bautista lleva una gran racha en Francia. Sin ir más lejos la pasada Feria de Pascua de Arles desorejó a dos toros de Jandilla dando otro recital de tauromaquia. La temporada pasada estuvo presente en muchas plazas españolas aunque le faltó un triunfo rotundo en una plaza de primera, dio una sensación de estar maduro, sabiendo lo que hace y con un sabor añejo especial que puede calar entre la afición sevillana. Toreo vertical, componiendo mucho y con un sentido del temple especial.

El madrileño López Simón es toda una incógnita. Tras un bache a principios del año pasado parece que a mediados de año resurgió al cambiar de apoderado, de Julián Guerra al maestro Curro Vázquez. Esta nueva etapa junto a Vázquez le está sirviendo para ser aquél torero que abrió tres veces la Puerta Grande de Madrid y rompió la barrera para que entrase savia nueva en el escalafón. El valor es su mayor virtud, torea relajado metiendo los riñones y girando los talones trasladando la emoción a los tendidos.

Por último José Garrido vuelve a la plaza dónde se doctoró. Se ha convertido en una de las ilusiones de los aficionados y está llamado a comandar el escalafón en los próximos años. Uno de los mejores capoteros de la actualidad reúne grandes cualidades en la muleta componiendo mucho y acompañando los pases con todo el cuerpo. Está en buen momento y ya sabe lo que es salir por la Puerta del Príncipe como novillero.