Hoy, día 8 de mayo, comienza la Feria de San Isidro más larga de la historia con una novillada picada. El eslabón inferior al escalafón superior, con tres novilleros de buenas formas, pero cada cada cual con su concepto, y forma de concebir el toreo.

El ecuatoriano David Garzón, hará esta tarde su presentación en Madrid. Este, es su tercer año con los del castoreño, y está en la obligación de tirar la moneda al aire.

Ochoa, hará con este, su segundo paseíllo en Las Ventas en la presente temporada. Es un novillero de la escuela taurina José Cubero Yiyo, y conoce perfectamente el escenario de la primera plaza del mundo, al entrenar todos los días en dicha plaza. Pero sale el de negro ante el público, y más sumergidos en la Feria de San Isidro, y la película es otra. Es hora de poner las cartas encima de la mesa, y pegar un puñetazo autoritario. Y hoy es el día…

Téllez, es el novillero con menos antigüedad con los del castoreño y ya sabe lo que es pisar el ruedo de la plaza de toros de Las Ventas. Se presentó el 8 de abril con la de Fuente Ymbro, dejando buenas sensaciones y saludando sendas actuaciones. Su balance del año pasado, no fue nada malo sumando 16 actuaciones, y cortando 28 orejas y 2 rabos

La materia prima, será de Guadaira, pero…Dios propone, el torero dispone y el toro…¿Lo descompone? La procedencia actual es puro Jandilla, y eso hoy por hoy, aún no siendo una ciencia exacta, da al menos una confianza.