No te fíes de las apariencias. Ni tampoco de la composición. De acuerdo, no es un cartel de campanillas, o de figuras. Tampoco es un cartel mediático de toreros para el público de masas, pero…

El mayor de la saga de los Adame, entró en el corazón de Madrid en pleno en el ciclo Isidril el 27 de mayo de 2017, entrando a matar sin muleta y cortando una oreja al sexto y último de la tarde. Joselito, es capitán general al otro lado del charco, pero aquí en España la película es otra. Debe de apretar, no solamente para mantener crédito, sino para ir sumandalo.

Román…Román hizo una temporada 2017 en progresión, pegando toques de atención severos y considerables con ganaderías de cualquier procedencia o encaste, incluso bailó un chotis madrileño el 15 de agosto en Las Ventas, con la de El Tajo y La Reina. Cayó herido en la Feria de Fallas pasada y reapareció en Toledo el día 7 de abril en la corrida de toros de Aspaym, para caer de nuevo herido al día siguiente, 8, en Sevilla. No podemos calibrar el momento del valenciano, pero valor tiene para parar un tren, y es consciente del peaje que tiene que pagar para seguir estando en la cresta de la ola, y mantener el estatus obtenido en la temporada pasada. Por cierto, Madrid sabe ver, esperar y premiar la disposición de los toreros. Y este a parte de valor, disposición también tiene, y un torero con disposición, nunca está mal.

Garrido reúne muchos requisitos para estar en en las grandes ferias. Tarde tras tarde, está dando toques de atención y nunca pasa desapercibido o de puntillas. Simplemente, es cuestión de tiempo y de oportunidades, y hoy la tiene. Dos balas tiene esta tarde para dar un puñetazo en la mesa y subirse al carro de los jóvenes que piden paso.

Los de Fuente Ymbro, de encaste Domeqc vía Jandilla, mantienen el equilibrio entre la exigencia del público y demanda del torero. Pero aquí no existe una ciencia exacta, pues de toros no saben ni las vacas.