De nuevo, la alcaldesa de Madrid Manuela Carmena, tira de política dictatorial, absurda y sin sentido hacia los madrileños, empresarios, y aficionados taurinos de toda la geografía española, excluyendo los festejos taurinos de la programación de las fiestas de San Isidro 2018.

Por capricho de la caprichosa Carmena, los 34 días de festejos taurinos ininterrumpidos en la primera plaza del mundo, Las Ventas, no aparecen en el programa de festejos culturales que publica la web del ayuntamiento. De esta manera, el vacío del partido político Ahora Madrid al mundo del toro en una feria dónde pasaran unos 700.000 espectadores, es un autentico despropósito en toda regla, sin tener en cuenta el turismo en los alrededores de la monumental, y la economía generada por dicho turismo, que gira al rededor del segundo espectáculo de masas en España, por debajo del fútbol, pero por encima del cine, teatro y conciertos. ¿Y ahora qué?

La alcaldesa de Madrid, en su perfil oficial de Twitter, presume de «gobernar es escuchar» pero quizá Carmena, ni escucha, ni ve.

O bien ni quiere escuchar lo que no le interesa, ni ver el movimiento social y cultural, generado año tras año por la Feria de San Isidro. Quizá Carmena no gobierne para todos, o quizá su política sea de carácter radical, y no solamente por este desprecio y discriminación al mundo del toro. Su lista, está señalada por un sinfín de ideas absurdas, bobas, y llenas de incoherencias propias de una persona caprichosa y no de una alcaldesa que mire por su ciudad y sus ciudadanos. Madrid y sus madrileños.

Con estas pataletas de «No me gustan los toros y no los meto en el programa de fiestas» nos muestras tus puntos débiles, nula inteligencia, y la poca capacidad de gestionar la capital de España. Alguien inteligente y de carácter no retorcido independientemente de los gustos o ideas políticas, en unas fiestas de tal calibre, intenta dar el gusto  al ciudadano, y gobernar para todos, con el fin de arañar unos cuantos votos. Pero Madrid, ¡Hay Madrid!, su San Isidro, organillo y su chotis…Sin duda alguna, la capital merece mucho más, y no este maltrato de una «progre» entre comillas.