Tras el día de San Isidro en la capital española, llega uno de los platos fuertes de la feria con nombres propios. Apetece ¿Verdad?

El renovado Ferrera, llega al círculo mágico de la plaza de toros de Las Ventas en su estado de gracia ya habitual en él. Todos queremos que le mata la cara un toro, y con su creatividad y magisterio, verle crear una obra de arte. De ser así, su talón de aquiles viene siendo la espada, con lo cual, hoy por si las moscas, ya las puede traer bien afiladas

Manzanares, según avanza la temporada, va creciendo. Es de los toreros que va en progresión según va sumando fechas. El alicantino cada vez torea más reunido y con más empaque. Hoy es un buen día para poner Las Ventas boca arriba con una ganadería que conoce al dedillo, y es un talismán para él.

Talavante, o la magia al servicio del toreo. Alejandro, es un torero en constante evolución. Sin duda alguna, tiene la capacidad de sorprender cuando nadie se lo espera, y ahí, es cuando es capaz de levantar una tarde, creando una obra pinturera, firmando naturales que son auténticos carteles de toros. Pero ojo, lo tiene que sentir y verlo claro, pero cuando lo ve claro…!!

La materia prima de esta tarde, sigue siendo creación de Alvaro Núñez aunque ya no esté al frente de la ganadería. Su cruce de sangres, Núñez, Osborne y Domecq, hace de este toro, un animal único. No hay tarde que no se escapen dos o tres que se deslicen por ahí, y permitan el toreo. Ojalá en la tarde de hoy entren tres, y uno en casa lote de los buen de Alvaro.