Hoy la tarde transcurrió entre dos aguas. En ocasiones en mar en calma, y en otras aguas revueltas. Hoy, hubo divisiones pasionales en los tendidos durante todo el transcurso de la corrida. División por el juego manso en líneas generales de los «Acurrucenes» División por momentos con el torero de Linares, y gran división con la oreja concedida al torero de Aguascalientes en el quinto de la tarde. Podemos sacar de esta división en los tendidos varias lecturas de lo acontecido, o quizá, una. La lectura de una división de opiniones y bajo la opinión personal de un servidor, es que la fiesta está viva, y  cada cual tiene una forma de expresarse por lo que acontece en el ruedo. División de criterios sin más. Cuando no pasa nada, y el respetable no percibe sensaciones creadas en el ruedo, es más bien vacía en contenido. Cuando la discrepancia sana y democrática existe con una plaza prácticamente llena, es augurio de buena salud en la fiesta de los toros.

RESUMEN | Corrida 19 mayo

? | En VÍDEO, el resumen de la 12ª de #SanIsidro2018 en la Plaza de toros Las Ventas. Oreja para Joselito Adame.

Gepostet von Plaza de toros Las Ventas am Samstag, 19. Mai 2018

El primero de la tarde, rehuyó del capote del torero de Linares, y en cierto modo también de pelear en el caballo. En el tercio de banderillas, todo cambió, apretando hacia tablas creando sensación de peligro. Con la franela, Díaz se desmayó toreando con la diestra en los primeros compases de la faena. Hombro izquierdo descolgado y empaque con la diestra. Al coger la zurda y tras un resbalón de Curro, fue volteado feamente pero sin aparentes consecuencias, y tras ese punto, el toro se fue agriando, y la faena cargada de bonitos detalles, no terminó de coger vuelo. Estocada desprendida

El cuarto de la tarde, no fue menos, y marcó la misma tendencia de salir suelto en los primeros tercios. Algo típico en este encaste, pero en la tarde de hoy bastante acentuado. El de Linares, lo consiguió meter en la muleta, estructurando una faena basada en la firmeza, pues el toro en cada muletazo si tocaba la muleta, (o sin tocarla) soltaba la cara. Díaz, totalmete vertical, puso toda la carne en el asador para sacar algunos naturales, y por ese pitón, el de Alcurrucén soltaba la cara con aún más violencia.

Con buen tranco salió el segundo de la tarde,  metiendo la cara y deslizándose en el capote de Adame. En varas, el animal se arrancó con buen son, y ya en banderillas, el de Alcurrucén, galopó con franqueza. Miguel Martín y Fernando Sánchez, parearon con excelencia, y saludaron montera en mano tras la fuerte ovación del respetable. El de Aguascalientes lo vio, y lo tenía claro desde el principio, estructurando una faena dando distancia y oxigeno al toro entre tanda y tanda por ambos pitones. Con la diestra, estuvo cumbre, encajándose y toreando reunido. Mejor por el pitón derecho que por el izquierdo, pero al bueno de Adame, le faltó un puntito más fuste y apostar con un toro que tenía transmisión y el respetable lo palpaba en el tendido. Estocada

El quinto de la tarde, muy serio por delante pero algo escurrido de los cuartos traseros, fue protestado fuertemente de salida. Por su conformación de pitones, veleto, tenía estampa de toro antiguo. Y este, no sería menos, y mostró el mismo comportamiento huidizo. ¡Tarea difícil la de Adame! El de Aguascalientes, de tanto sobar al de Alcurrcén, lo terminó metiendo en la muleta tras embestidas huidizas saliendo al revés del trazo del muletazo, incluso en algunas ocasiones dando coces. Con la diestra le enjaretó dos tandas de aúpa, poniendo al respetable en pie. Hasta se permitió unos doblones por bajo imposibles de predecir antes de coger la franela. Estocada

El tercero de la tarde, salió no queriendo saber nada en los primeros tercios, estando desentendido totalmente de la lidia, manseando con cierto peligro. El animal, con un punto de genio, nunca estuvo metido en la franela del mirobrigense saliendo con la cara alta de los muletazos. Juan lo intentó por ambos pitones, pero sin éxito ninguno. Estocada

El sexto y último «Alcachofa» del hierro de Lozano Hermanos, también siguió el mismo patrón que el resto de los «Alcurrucenes» en los primeros tercios. Huidizo, y dando coces en el caballo, hacían mal, o muy mal presagio para terminar la tarde, pero…Del Alamo lo consiguió meter en la muleta. Este toro también metió mejor la cara, y ofreció mejores embestidas, pero sin ser una excelencia. Juan realizo el toreo fundamental por ambos pitones, pero fundamentalmente se apoyó por el derecho. Quizá le faltó apostar un poco más, o creerse en cierta media lo que hacia- Estocada y varios golpes de descabello.

FICHA DEL FESTEJO:

Plaza de toros de Las Ventas. Plaza prácticamente llena. Toros de Alcurrucén, y el último de Lozano Hermanos, que mansearon todos de salida y de juego desigual, pero que mantuvieron el interés del aficionado.

Curro Díaz. Ovación y silencio

Joselito Adame. Ovación con saludos tras petición minoritaria y oreja

Juan del Alamo. Silencio en ambos