El novillo de nombre «Campolindo» soltado esta mañana a cajón en la localidad madrileña de Villamanta de la ganadería Blanca Hervás, ofreció un juego noble y permitió recortes, acudiendo con fijeza y rapidez al cite.

El animal, fue soltado desde el principio del recorrido del encierro, y bajó hasta la plaza arropado por los mansos. Una vez visto en la plaza fue guardado, y salió una vaquilla, para acto seguido después de guardar la vaquilla, sacar de nuevo al novillo, pero ya en solitario para el disfrute de los aficionados, estando unos 20 minutos aproximadamente en la plaza.

Este utrerito bajito y bien hecho pero sin exageraciones, fue adquirido para la suelta de toro a cajón por la Asociación Cultural Taurina Villamanta, y también entra en el concurso del I Certamen de Asociaciones y peñas de Castilla la Mancha y Madrid.