Este año Istres propuso una Feria más  variada que los años anteriores proponiendo tardes dichas «toristas» y otras «toreristas» abriendo la feria una de Adolfo Martín con mucha expectación pero falta de motor, alegría,  clase y de transmisión. Pero Ureña y Ponce supieron estar por encima de las circunstacias cada uno en su estilo.

El primer Adolfo fue  noble pero faltó de bravura, de ritmo y de ganas. Mostró sus debilidades desde el primer capotazo. Se fue 2 veces al caballo pero sin emplearse y recibio dos picotacitos. Enrique Ponce lo toreó suavemente por ambos pitones pero sin transmisión. Recordaremos dos derechazos despacio. Lo mató por una media eficaz.
El astado recibió pitos al arrastre por su falta de juego y Enrique escuchó  un silencio.

El segundo de Aldolfo fue pitado al salir del toril por presentación. Desde su salida el astado mostró  un poquito más de motor. Recibió dos puyazos poniendo los riñones a la segunda. Curro Díaz empezó por tres series de derechazos de buena firma pero sin peso sobre el astado quien empezó desde la segunda serie entender el juego. Curro siguió por la izquierda lo que puso en marcha la música pero sin relieve. Curro lo mató por una entera caida tras un pinchazo y saludó  al centro

El tercero de la tarde más en el tipo de la casa y con más interés que sus dos primeros hermanos. Paco Ureña lo recibió con verónicas y una media muy templadas. El Adolfo se empleó bajo el caballo y recibió un solo puyazo muy bien ejecutado por V González. El toro respondió en la muleta de Paco con humillación y sin protesta. Paco Ureña le recetó la faena basada en la diestra con derechazos largos y templados. Aunque hizo las cosas muy bien, faltó chispa y transmisión para hablar de una gran faena.Tras un pinchazo lo mató por una 3/4 caida. Saludó  el Diestro al centro para concluir esta mitad de corrida.

El cuarto salió  muy bien presentado para una plaza de segunda. Recibió dos puyazos mal colocados. Enrique empezó su faena por doblones poncistas para seguir por derechazos.
Siguió si faena por ambas manos jugando por la cintura  cómo el sabe muy bien hacerlo.
Enrique se sitió a gusto con este Adolfo al que supo torearlo sin pedirle mucho. Por naturales Enrique toreó con el vuelo al que respondió sin contestar el astado.
Acabó por sus pases muy características y lo mató por una entera que tardó un poco y un descabello. El público aplaudió al toro que fue construido por el maestro quién recibió las 2 orejas de este.

Curro Díaz recibió rapidamente el quinto de la tardey lo llevó dos veces al caballo donde el astado no se empleó realmente.
El toro es tardo y se lo piensa mucho. Curro no encontró en sitio y el astado se defiende.
Al mostrar peligro Curro se fue a buscar la espada y lo mató por una entera.
El diestro escuchó un silencio mientras el quinto escuchó algunos aplausos.

El último de la tarde salió mostrando dificultades pero con un capote firme Paco Ureña lo llevó al centro y el astado al final puso la cara. Recibió un solo pero bueno puyazo de Iturralde. Antés de empezar la faena Paco Ureña la brindó al público. Empezó por doblones bien firmados y templados. Rápidamente dio naturales muy dulces y templados. Acabó por derechazos profundos cuyo dos muy largos. Paco Ureña se sintió a gusto con el sexto con mucha dulzura y verdad en sus colocaciones. Lo mató  por una media muy eficaz.
Y así  cortó las dos orejas Paco Ureña y el astado estuvo aplaudido al arrastre.

FICHA DEL FESTEJO;

Enrique Ponce: silencio y dos orejas
Curro Diaz: ovación y silencio
Paco Ureña : ovacióny dos orejas.