2018 va a ser el primer año que Cuéllar celebre sus encierros bajo la declaración de Interés Turístico Internacional, por este motivo, desde el Ayuntamiento y desde la Concejalía de Festejos se ha querido apostar sobre seguro en cuanto a la elección de las ganaderías que este año protagonizarán los Encierros más antiguos de España y cuatro de las cinco son conocidas de los aficionados cuellaranos.“Este año se ha intentado conseguir unas ganaderías que nos dan una cierta garantía de éxito, en principio, pero siempre con la posibilidad de que pueda surgir cualquier imprevisto porque el encierro de Cuéllar es complejo y en cualquier momento se puede disgregar el grupo, pero el esfuerzo y tesón ha sido grandes”, explica el alcalde Jesús García.

El domingo volverán a contar con los toros de Caminero, tanto para el encierro como para el VIII Concurso de Saltos, Cortes y Quiebros ‘Villa de Cuéllar’. Se contará con las mejores figuras a nivel local y nacional para dar un buen espectáculo. El concejal comentó la dificultad de encontrar una ganadería que funcione bien en el encierro, uno de los que contará con mayor afluencia de gente, y que dé juego en los cortes. Participarán Daniel Alonso, Jonathan Estévez, David Ramírez, Jonathan Castaño, Francisco Murillo, Cristian Cortijo, Héctor Magdaleno, Albano Quintanilla, Javier Pradanas, José Manuel Medina, Santiago Conde, José Gómez, Adrián Lambas, Javier Manso, Borja Pastor y Jorge Gómez. Esta la lista hasta ahora, pero hay muchos torneos este verano, por lo que peude haber modificaciones, aunque lo deseable es que no.

Para el lunes 27 de agosto los astados serán de la ganadería salmantina ‘La Glorieta’, que nunca han pisado la villa. Lo que se busca es que el encierro se desarrolle con normalidad y obtener el mejor resultado para la corrida de rejones. Leonardo Hernández, Andy Cartagena y Joao Tellez serán los protagonistas de la tarde. Dos orejas en 2017 han impulsado que este año se vuelva a contar con él.

Para el martes, se repite ganadería de 2016, Condessa de Sobral, del agrado de todos. La gran novillada contará con las figuras más altas del escalafón, apostando también porque los que pisan el coso cuellarano, sean en poco tiempo auténticas figuras Antonio Catalán ‘Toñete’, Darío Domínguez y Yannis Djenibla ‘El Adoureño’. Domínguez procede de Íscar, y el tercer diestro reside en Fuenterebollo, por lo que se ha querido conceder una oportunidad a las jóvenes promesas de la zona. Todos ellos ya tienen programada su alternativa a lo largo del año, por lo que las perspectivas son muy halagüeñas. respecto a las reses, por su trapío y buena presencia se esperan los mejores resultados.

Para la gran corrida del miércoles, el concejal comentó que no es momento de cambiar, y apuestan por Lagunajanda. La ganadería vuelve a Cuéllar por tercer año consecutivo, por su comportamiento noble y muy aceptable. El cartel lo forman las figuras David Mora, Javier Herrero y Álvaro Lorenzo. Los dos primeros ya salieron por la puerta grande el año pasado, y Álvaro Lorenzo es un torero emergente que tiene una gran proyección y obtuvo puerta grande en Las Ventas.

El jueves se conserva la modalidad de festejo mixto y será con toros de Brazuelas, que también repite después del magnífico resultado del año pasado. El encierro de 2017 que contó con estas reses fue de los mejores de la serie, por lo que han querido contar de nuevo con esta ganadería cuyos astados pastan en Alcazarén. El rejoneador David Gomesabrirá el festejo, en el que volverán a participar los Forçados, el mismo grupo de los últimos años: Amadores de Alenquer. Los novilleros Ángel Téllez y Javier Orozco cerrarán la tarde.

TRASLADO El edil de Festejos comentó cuáles serán los plazos y, si todo sigue su curso y según lo previsto, las reses se trasladarán a las fincas de Pepe Mayoral y Pedro Caminero en torno al 2 de julio; como tarde, el 6 de julio. Igualmente, ya están preparando la que será la visita de los aficionados cuellaranos a las fincas para poder observar las reses que serán protagonistas de sus fiestas. Tendrá lugar el 29 de julio, pero aún queda pendiente de confirmación. Para entonces se darán todos los datos, plazos de inscripción y todo lo necesario para asistir, en este acto que ya se ha realizado en alguna ocasión más para acercar al aficionado al toro.

LA DECLARACIÓN Senovilla explicó que la apuesta por estas ganaderías no es solo por la declaración y las expectativas que se estén creando sobre los festejos. “La declaración es un objetivo conseguido en base a la tradición y a la realización de un acto como es el de trasladar y encerrar los toros en Cuéllar de una determinada forma”, comentó. “Habrá años en los que salga bien y años en los que no, y la certificación no va a garantizar nunca que los encierros sean como cada uno quiere, sino que tendrán un devenir distinto”, añadió.
Este año, comentó, se ha valorado que al ser el primero tiene que trasladar una imagen de complemento, de continuidad y de que no haya rupturas; buscar animales que en los últimos años han dado el mejor resultado para lo que se pretende, el encierro y la feria taurina. Tenían trapío, bravura y las condiciones que se requieren, según el edil, así que dentro de todo lo visto, “pesa en la decisión, tiene más posibilidades de repetir en vez de estar haciendo experimentos”. El concejal explicó que busca que haya “ganado interesante y del agrado de todos”.

Aunque previsiblemente habrá mayor expectación por tal declaración, alcalde y edil aseguran que de momento no hay más peticiones de prensa que en otras ocasiones. No obstante, se busca la mejor imagen para Cuéllar.