Castella se niega a matar un toro bajo el clamor del público. La tarde de hoy fue una montaña de emociones durante las casi tres horas que duró el festejo. Tuvo dos protagonistas absolutos, Sebastián Castella y Lujoso, un toro al que se le pidió el indulto de forma unánime y clamorosa.

Hoy se podría hacer una crónica al uso, toro a toro y relatando lo sucedido con cada diestro, pero des del minuto uno no fue una tarde habitual como tampoco lo serán estas letras. La tarde empezó con puntualidad taurina, tres diestros debutantes y de diferente calado artístico se daban cita en el marinero coso de Vinaròs para estoquear una corrida de Buenavista. El diestro burgalés Morenito de Aranda cortó una oreja a cada toro de su lote, el primero fue un animal con más casta, al que había que poderle y someter sus embestidas, lo logró Morenito sacando pases de gran gusto y temple. El segundo de su lote fue un animal venido a menos, con clase pero soso y justo de fuerzas, lo mató de una media estocada y logró el segundo trofeo de su esportón. Tarde de toreo eterno, destacando el manejo del capote con faenas puras y de entrega.

Quién también debutaba como matador en este coso era el valenciano Román, y caló hondo en los tendidos. No se dejó nada en el hotel y trató a la plaza como si fuera uno de los grandes escenarios de la temporada. El primero toro lo cuidó hasta el final, una faena lenta donde debía el diestro hacerle las cosas muy bien y con mucha rectitud, no fue un toro fácil. Acabó entre los pitones y pasándoselo muy cerca. Lo mató de una estocada y cortó su primera oreja. En el segundo de su lote y sexto de la tarde costó que entrara el público en la faena, el susto del festejo vino con el capote, cuando intentó realizar un quite y al resbalar quedó a merced del toro, por suerte, percance sin consecuencias. La faena en sí fue una labor de menos a más, dónde el ingrediente esencial fue el valor y el poder. Consiguió Román meter a público y toro en el canasto y cortó otra oreja de nuevo, Puerta Grande ganada a ley.

Pero si la tarde tuvo un protagonista ese fue Sebastián Castella, y por supuesto Lujoso un gran toro de Buenavista, que tuvo clase, cadencia, ritmo, armonía y todos los componentes para que el francés cuajara una faena de temple y gusto. La suave brisa mediterránea y el sofocante calor levantino fueron testigos de lo que allí sucedió, una oda al temple, a la sensibilidad, al gusto,… cada muletazo era como una pincelada, que bajo un lienzo de albero amarillo pintó Castella por San Juan. La faena, que brindó a El Soro, tubo de todo, pero sobre todo un gran pitón izquierdo, el francés lo entendió y creó una obra que perdurara en la retina de aquellos que estuvieron. Si Castella fue bravo, Lujoso no se quedó atrás, un buen toro, se le pidió el indulto de forma unánime y clamorosa pero ajustándose al reglamento, la presidenta no lo concedió. El enfado del público fue tal que la bronca se escuchó hasta en la Plana, el diestro galo no daba crédito a lo sucedido y con semblante serio se negó a matar al astado, sonaron los tres avisos de rigor y una clamorosa vuelta al ruedo cerró el paso de Castella por esta plaza. En el primero de su lote y de la tarde también tuvo suerte, le correspondió un toro con clase, que le duró hasta las acaballas de la faena y al que cortó una oreja.

Al término del festejo el pueblo de Vinaròs decidió sacar en volandas a Sebastián Castella y acompañó al resto de la terna en una clamorosa Puerta Grande.

Ficha del Festejo:

Plaza de toros de Vinaròs (Castellón). Feria de San Juan y San Pedro. Entrada; media plaza.

Se lidiaron 6 toros de Buenavista, el mejor el 4º, de nombre Lujoso, al que se le pidió el indulto. Con clase y ritmo en líneas generales, el más flojo el sexto.

Sebastián Castella (purísima y oro): oreja y vuelta al ruedo tras escuchar los tres avisos.

Morenito de Aranda (verde botella y oro): oreja y oreja.

Román (azul rey y oro): oreja y oreja.

Incidencias: Sebastián Castella se negó a matar el 4º toro de la tarde, de nombre Lujoso y herrado con el número 6, después de una clamorosa petición de indulto que la presidencia no concedió. 

Imágenes: Prensa Castella.

Carlos Grasa Pejenaute. @CarlosGrasa