La provincia de Castellón es sin duda, la que más festejos taurinos populares realiza al cabo del año, y con una afición enorme por este tipo de espectáculos. Sin embargo, llevaba unos años en los que faltaba algo que todos los aficionados reclamaban, los concursos de recortadores con anillas. Es por ello, que las empresa Gómez Arriazu y Toroel-TorosTeruel han apostado por el regreso de las anillas a la provincia de Castellón, en un enclave incomparable como la plaza de toros de Villafranca del Cid, la tercera plaza más importante de la provincia, después de la de la Castellón y Vinaroz.

Será el próximo domingo 1 de julio a las 18:30 horas de la tarde, cuando las 9 mejores parejas del panorama nacional hagan el paseíllo en este coso castellonense. Y lo harán para enfrentarse a 12 de las vacas más temidas del momento. Es precisamente en el aspecto ganadero, donde la apuesta de la empresa es más fuerte. Ya que, además de las vacas más contrastadas del circuito, de los mejores hierros aragoneses y navarros, por primera vez en este formato de concurso de recortadores, podrán verse las mejores vacas del ganado autóctono valenciano. Hecho que ha suscitado una gran expectación entre los aficionados, al poder ver a especialistas en esta disciplina de la talla de Mario González, “Kimera” o Roberto Constanza frente a vacas que pueden verse en sus calles, como “Millonaria” de Fernando Machancoses o “Cordobilla” de Germán Vidal.

La cita del próximo domingo en Villafranca del Cid ilusiona a la afición, pero también los ganaderos y recortadores la afrontan con una ilusión especial. Según lo que han declarado los propios protagonistas, para muchos de ellos el concurso de Villafranca puede ser una de las fechas más importantes del año, principalmente por la novedad en el elenco ganadero y por el mimo con el que se está tratando cada detalle del festejo. Para los ganaderos valencianos, será una oportunidad para poder ver como las mejores parejas se enfrentan por primera vez a alguna de sus mejores vacas en este tipo de formato.

El concurso de Villafranca del Cid, se desarrollará siguiendo el exigente formato por eliminación. Las 9 parejas elegidas, se medirán en una ronda clasificatoria a “Pijotera” y “Cordobilla” de Germán Vidal, “Millonaria” y “Sevillana” de Fernando Machancoses, “Montaña” y “Jardinera” de Eulogio Mateo y “Quitasueños”, “Campera” y “Fugitiva II” de los Hnos. Ozcoz. De esta ronda, las tres parejas que más anillas hayan conseguido, pasarán a una gran final en la que tendrán que medirse a las tres vacas más temidas del hierro aragonés de los Hnos. Marcén, como son “Rastrerilla”, “Loquita” y “Revoltosa”. De este duelo final, saldrá la pareja vencedora de un concurso que ningún buen aficionado debería perderse.

Texto: Ricardo Fuertes