Con un suelo resbaladizo, el encierro de Victoriano del Río fue rápido y emocionante, con 2 minutos y 20 segundos.

Hasta la plaza Consistorial fueron los bueyes quienes abrían el paso, siendo en Mercaderes y curva de Estafeta donde un par de astados de Victoriano del Río cogían la cabeza e imponían un ritmo altísimo.

Gracias a ello pudieron verse muchas carreras, a pesar de que en algunos momentos los toros embestían a arreones y de las numerosas caídas que se produjeron. En Telefónica uno de los toros destacados en cabeza se fue hacia el vallado, golpeando a varios mozos, apareciendo una vez más el capotillo de San Fermín.

Dos heridos trasladados al hospital, por traumatismo craneoencefálico y otro por trauma facial.

Pepín Liria, Julián López «el Juli», y Ginés Marín serán los encargados de lidiar esta tarde los toros de Victoriano del Río.

Francisco Urbano / Twitter @franurvargas