Miura ha protagonizado el encierro más rápido de este San Fermín 2018. 2 minutos 12 segundos ha sido el tiempo empleado por los de Zahariche.

Como ha sido habitual este año, hasta la Plaza Consistorial la manada corrió unida con los cabestros. Desde ese punto, dos astados se pusieron en cabeza imponiendo un ritmo altísimo en Estafeta. Se produjeron varias caídas tanto de corredores como de toros, y una vez más en la curva de Telefónica la inexperiencia y desconocimiento hizo que varios mozos se parasen en tal punto cuando llegaba la manada y varios astados embistieron en esa zona sin mayor consecuencia.

Una vez más, el capotillo de San Fermín apareció en Telefónica, lugar donde un corredor fue prendido de la camiseta y fue arrastrado durante más de 50 metros hasta caer en el callejón de entrada a la plaza.

Cruz Roja y el Complejo Hospitalario de Navarra indicaron que se solicitaron seis traslados al hospital, por una contusión maxilofacial, pisotón en pierna, contusión torácica, dos contusiones craneales y una contusión en columna.

Los toros de Miura serán lidiados por Rafaelillo, Rubén Pinar y Pepe Moral.

Francisco Urbano / Twitter @franurvargas