En la tarde del 22 de julio, la plaza de toros de Azpeitia, acogerá un magnifico concurso de recortes de la mano de Toropasión junto con Zezen Beltz.

13 de los mejores especialistas del momento realizarán una demostración de valor, arte y pureza frente a 6 espectaculares toros de la finca Toropasión, y entre ellos, estarán presentes en este evento  toreo a cuerpo limpio de la talla del madrileño Jonatan Estébanez “Peta” -bicampeón de España de recortadores-, los vallisoletanos Eusebio Sacristán ‘Use’ -Campeón de España 2016 y 2017- y Dany Alonso -campeón nacional 2014-, los quebradores Cristian Blanco -subcampeón de España 2016- y el veterano David Ramírez ‘Peque’. Los jóvenes Ángel Pitarque -campeón de Valencia- y Pablo Martín ‘Guindi’ -campeón de la Liga del Corte Puro- serán algunos de los completen el grupo de elegidos. La presencia de los recortadores vascos estará representada por el vitoriano Sergio Valle, una de las más firmes figuras del escalafón.

ESPECTACULAR FORMATO DE COMPETICIÓN POR ELIMINACIÓN Y DUELO FINAL ENTRE LOS TRES MEJORES

Ideado por Toropasión y puesto en marcha en competiciones tan exclusivas como las llevadas a cabo en Las Ventas, Zaragoza o Valladolid, el formato de eliminación ofrece un ritmo frenético a la competición y permitirá a los aficionados disfrutar de un duelo final lleno de emoción y riesgo. Los participantes se dividirán en 3 grupos para lidiar a los tres primeros toros de clasificación. Tras estas primeras rondas de clasificación los 2 mejores de cada grupo pasarán a la siguiente fase. De esta manera los 6 clasificados se dividirán en 2 grupos de 3 especialistas y se lidiarán 2 astados. A la final pasarán el mejor de cada grupo y el mejor segundo por lo que solo los tres mejores participantes se enfrentarán en un duelo al límite frente al sexto toro.

Los participantes estarán obligados a ejecutar en al menos una ocasión la suerte del recorte, puesto que es la base fundamental de la lidia a cuerpo limpio. Para poder pasar a la final cada especialistas deberá ejecutar un recorte como mínimo, siendo el resto de sus intervenciones libres y pudiendo realizar quiebros o saltos.