En el lugar más emblemático de la ciudad de Huelva, la Ría, tuvo lugar el encuentro titulado ‘Toreros de calle’ protagonizado por Julián López «El Juli» y Miguel Ángel Perera, organizado por el Coso de la Merced con el objetivo de promocionar la Fiesta entre los más jóvenes animándolos a asistir, junto a sus progenitores, a las corridas programadas para las próximas Colombinas.

La finalidad de esta actividad era la de dar a conocer a Julián y a Miguel Ángel, personas normales como cualquier otra que se vieron reflejados en la cara de la multitud de jóvenes que se acercaron a la Ría para escucharles y poder fotografiarse y llevarse un autógrafo de sus ídolos.

El evento estuvo conducido por el periodista Manuel Jesús Montes, el cual hizo la charla dinámica y entretenida, tanto para los más jóvenes como para los más mayores. También acudió Gabriel Cruz, Alcalde de Huelva, así como la matadora de toros Cristina Sánchez, el rejoneador Andrés Romero o el empresario Javier Buendía.

Huelva descubrió a las personas que hay detrás de un traje de luces y de una tarde de nervios y responsabilidad por jugarse la vida delante de los toros. El objetivo se cumplió y todos los asistentes se marcharon con su recuerdo de la cita con sus ídolos.

Gracias a dicho encuentro supimos que por ejemplo «El Juli» de no haber sido torero le hubiera gustado ser «psicólogo», provocando las risas de su amigo Perera el cual dijo que Julián «no tiene cara de psicólogo». Miguel Ángel, por su parte, dijo que hubiera sido «portero de fútbol», y «El Juli» no perdió su oportunidad de devolvérsela, «nosotros cuando jugamos al fútbol siempre lo queremos en el equipo contrario. Para menos que De Gea».

Coincidieron ambos al manifestar que no les gustaría que uno de sus hijos les saliera torero «al ser una profesión muy sacrificada y muy dura», pero tienen claro que si se diese el caso «no le cortaría las alas, ni le cerraría los caminos».

También hablaron del miedo y la incertidumbre que pasan al vestirse de luces, siendo el momento de más tensión «la llegada a la plaza, cuando te para tanta gente» para «El Juli», ya que cree fundamental «buscar la concentración antes de torear y es algo que en muchas plazas no te dejan», y «el momento de esperar la salida del toro» es el peor momento para Perera.

Para Julián lo que más destaca de la personalidad de Miguel Ángel es «la rectitud y la verdad con la que va siempre», y Miguel Ángel de Julián «su humildad». Ambos se declaran amigos y amantes del acoso y derribo algo en lo que llegan a competir siendo mejor «Miguel Ángel» según Julián, y es que Perera es el campeón de Extremadura en acoso y derribo.

Desvelaron que les encanta Huelva y tienen muchas ganas de hacer el paseíllo el día 4 de agosto junto a Roca Rey, sobre todo Perera que considera Huelva como «una de las plazas de mi carrera, en la que siempre me siendo como en casa».

Por último tanto Miguel Ángel como Julián coincidieron en querer «ser felices» de mayor, algo que esperan y desean una vez que pongan punto y final a sus carreras profesionales.

Tanto «El Juli» como Perera recibieron una caricatura suya con el fondo de la Ría de Huelva como recuerdo de la actividad. Además, el madrileño recibió una carabela de plata por sus veinte años como matador de toros.