Arrancaba el último festejo de la Feria de Julio con buen ambiente en los tendidos. Los toros de Cuvillo, eran los encargados de cerrar el serial. El sexto, un buen toro jabonero fue premiado con la vuelta al ruedo, y Roca Rey aprovechó su último cartucho para cortarle las orejas, y salir por la puerta grande, al igual que en el resto de tardes que ha toreado en Valencia.

Sebastián Castella recibió a la verónica, a un castaño que salió muy suelto. Arrancó la faena de muleta en los medios, cambiándoselo por la espalda. En esos mismos terrenos intentó basar su faena el francés, pero el toro no decía nada y se terminó por rajar.

Al cuarto de la tarde, lo intentó dosificar, y su faena fue cogiendo vuelo por el pitón derecho. Pese al mimo con el que el torero galo había tratado a su oponente, se vino muy pronto abajo, y fue de nuevo silenciado.

José María Manzanares, toreó muy bien a la verónica al segundo de la tarde. Ya con la franela en la mano derecha, se puso a torear desde el inicio. Lo llevó largo y muy toreado por ese pitón a un noble Cuvillo. Cuando fue a torear al natural el alicantino, el toro no quiso más, y la faena no tuvo mayor eco en los tendidos. Falló con la espada, y tras un aviso escuchó silencio.

Al quinto, lo toreó muy bien de nuevo con el capote. Toreo caro por verónicas y un gran quite por chicuelinas. Los primeros tramos de la faena fueron esperanzadores, con un toreo profundo y encajado con la diestra. Respondió el público ante el toreo de Manzanares. No fue el mismo por el pitón izquierdo el toro. Volvió a marrar la faena con los aceros, y eso le privó de poder pasear un trofeo ante el público valenciano.

No fue muy lucido el inicio capotero de Roca Rey. Se lo dejó apenas sin picar, y por ello el toro embistió de manera violenta ante la muleta del peruano. Lo intentó templar y mandar en sus embestidas, sin llegarlo a conseguir. Tras pincharlo, y necesitar varios descabellos, fue silenciado.

Su faena al último toro de la Feria, la comenzó por estatuarios. A partir de ahí Roca Rey, le exigió mucho al jabonero de Cuvillo, que respondió a sus largos y ligados muletazos. Fue creciendo en intensidad la faena, con el público entregado de nuevo al toreo del peruano. Estocada al encuentro, que le sirvió para cortar las dos orejas y una excesiva vuelta al ruedo, para un notable toro de Núñez del Cuvillo.

FICHA DEL FESTEJO:

Plaza de toros de Valencia. Tercera corrida de toros de la Feria de Julio. Toros de Núñez del Cuvillo, el sexto premiado con la vuelta al ruedo para:

Sebastián Castella, silencio y silencio

José María Manzanares, silencio tras aviso y ovación con saludos tras aviso

Roca Rey, silencio y dos orejas.