Una nueva temporada en el coso portuense. Se dieron cita Morante de la puebla, José María Manzanares y Daniel Crespo que tomaría la alternativa. Tres cuartos de plaza fue la entrada a esta primera tarde del abono. Antes de romper el paseíllo se guardo un minuto de silencio Julio Mendoza medico de la Plaza.

Salió el primer toro de la tarde de pelo colorao y buena presentación, Daniel lo recibió por verónicas de muy buen gusto. Utrito tuvo clase, pero en el caballo mostró síntomas de escasa fuerza llegando a perder las manos. Con la muleta, Daniel tuvo que cuidar al de Nuñez al que poco a poco se le iba notando la pérdida de fuelle. Pegó dos buenas tandas con la mano derecha arrancando la música y aplausos en los tendidos, con la mano izquierda el de Nuñez tuvo menor recorrido. Acabó la faena por bernardinas muy toreras. Estocada caída y tendida que le sirvió para cortar una oreja.

Segundo toro de la tarde para Morante que volvió a la Real Plaza del Puerto tras su retirada el pasado año. Toro con menos clase que el hermano al que Morante recibió con brillantes verónicas. En el caballo metió bien la cara en el peto. En el tercio de banderillas susto para El Lili que resbaló en su primer par, estando muy atento Luis Blázquez en el quite. Con la muleta el de La Puebla no lo tuvo fácil, el astado carecía de casta, pudo pegarle 3 buenos derechazos en la primera tanda y alguno suelto más. Con la espada Morante no estuvo acertado. Varios pinchazos y dos descabellos. Silencio.

Tercero de la tarde para Manzanares, toro más vivo que el anterior. Verónicas con mucho gusto para sacarlo de las tablas. Con la muleta el alicantino tuvo enfrente a un adversario muy poco encastado que miraba constantemente a las tablas. 3 buenas tandas con la mano derecha y 2 buenos pases de pecho fueron los pases que tuvo hasta que se rajó. Petición sin premio. Ovación.

El cuarto toro tuvo que ser devuelto a los corrales. Salió el sobrero de la ganadería Fernando Sampedro. Toro encastado que empujó en el caballo metiendo riñones y con la cara abajo, Morante decidió darle un segundo puyazo. No quiso ver al toro y salió con la espada. Tres pases y entró a matar. Tres pinchazos y media estocada. Gran bronca del respetable.

El quinto de la tarde fue una copia del tercero pero con menos kilos, salió un tanto despistado y no se empleó a penas en el peto. Y desde el comienzo del tercio de muleta amagó con rajarse, Manzanares tuvo que tirar de garbo y pudo sacarle varios pases de calidad. Varios pinchazos y media estocada. Ovación.

El cierraplaza salió airoso de toriles, dos largas cambiadas lo recibieron en el ruedo portuense, con clase sacó el toro a los medios y fue ovacionado. Se empleó lo justo en el caballo. El tercio de muleta fue más complejo que el de su primer toro, tuvo que medir las distancias muy bien para sacarle pases de calidad. Estuvo firme en su actuación. Estocada y oreja.

Ficha del festejo:
– Plaza Real de Toros del Puerto de Santa María.
– 3/4 de plaza.
– Toros de Nuñez del Cuvillo, bien presentados en general y poco encastados.
– Morante de la Puebla: Nazareno y oro. Ovación y bronca.
– José María Manzanares: Sangre de toro y azabache. Ovación y Ovación.
– Daniel Crespo: Marfil y oro. Oreja y oreja.

Juan Luis Muñiz / @juanlumb