Noche variada en Las Ventas. De todo como en botica. Pitos, broncas, una vuelta al ruedo, y un novillero que cae herido. La de Dolores, manejable y con opciones.

Javier Velázquez se le notó desconfiado y poco bagaje artístico ante su primero. Esa actitud provocó el malestar del público y escuchó pitos. Ante el cuarto, misma actitud y bronca tras pinchazo y media atravesada.

José Manuel llegaba a Las Ventas tras la cornada sufrida el pasado domingo en Blanca (Murcia). Tuvo que hacer frente a un exigente novillo de Dolores Aguirre y disposición puso para ello. En una por el derecho le volteó y le pegó una tremenda paliza. La faena no fue a más y saludó ovación tras pinchazo hondo. Ante el quinto y tras aguantar un parón del astado, lo prendió levantándolo del suelo. Fue trasladado de inmediato a la enfermería donde fue atendido de múltiples contusiones.

Abel Robles recibió al tercero a la verónica. Era un novillo exigente, de corto recorrido ante el que estuvo solvente y valiente. Comenzó faena cambiándoselo por la espalda. Ligó tandas cortas y rápidas dejando una grata impresión. Mató de entera y dio una vuelta al ruedo tras leve petición. Una larga cambiada de rodillas para recibir al sexto. Le dio distancia en los primeros compases de faena y mostró firmeza. El público se metió y cerró con manoletinas ajustadas. Mató de más de media y escuchó palmas.