La tarde de hoy, estaba destinada para el riojano Diego Urdiales, cortando una oreja tras aviso al tercero de la tarde, (Primero de su lote) y en el sexto cortó dos orejas tras aviso, siendo una de sus mejores tardes. Y por qué no decirlo, una revulsivo en su carrera, y también alas de cara a la Feria de Otoño.

Enrique Ponce logró silencio y ovación tras aviso, y El Juli, silencio y ovación tras aviso. Ambos, de igualmente, dejaron buenos momentos sobre el ruedo ceniciento de Vista Alegre