Soporífera tarde la que abrió la Feria de San Miguel de Sevilla. Los novillos de Talavante carecieron de motor, transmisión, bravura y entrega y los novilleros a excepción de un valiente y templado ‘Juanito’ estuvieron apáticos y deslucidos.

A pesar de la brevedad del festejo, poco más de dos horas, la tarde pesó. Los aficionados que llenaron la mitad del aforo de la Maestranza salieron desilusionados y decepcionados con lo visto y ya aguardan mejores suertes para la tarde de mañana y pasado.

Lo más destacado lo firmó ‘Juanito’ en el quinto de la tarde. Estuvo firme, se lo pasó muy cerca y demostró tener un gran sentido del temple y mucho valor. Pinchó y eso le privó de una posible oreja. Jiménez anduvo acelerado y desajustado toda la tarde y De Manuel sin transmitir.

Decidido salió Ángel Jiménez recibiendo al jabonero primero a porta gayola. El lance fue comprometido obligando al novillero a echarse a tierra para no ser arrollado. El novillo no permitió el lucimiento posterior. Empujó de manso al caballo en el primer encuentro y en el segundo salió suelto. El quite de Juanito por saltilleras fue muy ajustado y lucido. Con la muleta el novillo se rajó pronto y no se lo puso nada fácil al astigitano que sólo pudo demostrar su disposición y oficio. Aguantó miradas y gañafones del de Talavante. Estocada caída. Silencio.

Más escurrido de carnes fue el negro segundo. ‘Juanito’ lo recibió por verónicas a pies juntos, asentado y con transmisión. Hizo una buena pelea en el caballo metiendo los riñones. Entró en quites Francisco de Manuel. Dejó un par de verónicas y una media de importancia. El comienzo de faena fue muy bueno por parte del diestro portugués. Estatuarios, pase de la firma y cambiado por la espalda que llegaron pronto a los tendidos. Demostró firmeza de plantas, mucho valor y templanza en los pases. El novillo se desinfló. Un enganchón a destiempo en la segunda tanda hizo que no sonara la banda y a partir de ahí todo se desmoronó. Los momentos más lucidos llegaron por el pitón derecho. Estocada entera. Ovación.

Francisco de Manuel toreó para el novillo en el saludo capotero que se vio condicionado por una vuelta de campana del astado. Leve fue el castigo en varas. Ángel Jiménez realizó un quite por chicuelinas en las que faltó mayor ajuste. Llegó muy soso a la muleta el de Talavante. Muchos pases sin decir realmente nada. Francisco de Manuel estuvo queriendo y buscando siempre el lucimiento pero la faena quedó en la corrección. Estocada trasera al segundo intento. Silencio.

El cuarto de la tarde tampoco posibilitó el lucimiento de Ángel Jiménez con el capote. De nuevo ‘Juanito’ estuvo variado en el quite. Chicuelinas y tafalleras con una larga de remate. La faena de muleta comenzó con unos torerisimos pases con los que se sacó al novillo al tercio. Le siguieron dos tandas de toreo en redondo por abajo y profundas, algo acelerados los pases pero que llegaron al público. Eso hizo que sonara la banda, sin embargo la faena cayó en intensidad a medida que el novillo perdía gas y el de Écija no encontraba el acople en los pases. Todo quedó en detalles sueltos. Media estocada. Ovación.

A la puerta de chiqueros se marchó ‘Juanito’ para recibir al quinto. Limpio salió el lance y a continuación, en los medios, dejó un ramillete de verónicas cargando la suerte de gran ejecución. De Manuel se lució por chicuelinas en el quite. Con la muleta el luso estuvo muy por encima del novillo. Inteligente y con el temple como base fue metiendo al novillo y al público en la faena. Fue alternando tandas de naturales relajados y profundos y derechazos con mando y poder. Intentando siempre torear despacio. El novillo, como todo el festejo, se vino abajo y el novillero no pudo redondear la obra como quería. Antes de irse a por la espada se pegó un buen arrimón y previo a la estocada dejó unas bernardinas de infarto con una arrucina sin espacio haciendo subir el nivel de la faena. Estocada entera al segundo intento. Vuelta al ruedo tras leve petición. 

Escaso lucimiento de salida tuvo el sexto para Francisco de Manuel. Cumplió en varas. El quite de Ángel Jiménez por verónicas no tuvo eco. Buen tercio de banderillas de Miguel Martín y Fernando Sánchez. Tampoco hubo lucimiento en la faena. La sosería del toro no lo permitió. De Manuel tampoco se entregó y alargó la faena en exceso. 

Ficha del festejo: 

Plaza de Toros de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla. 21º de abono. Media plaza.

Novillos de Talavante. 1º manso y reservón, 2º falto de fondo, 3º soso, 4º desclasado, 5º clase sin fondo y 6º deslucido.

Ángel Jiménez (Blanco y oro). Silencio y ovación.

Juanito (celeste y oro). Ovación y vuelta al ruedo tras leve petición. 

Francisco de Manuel (verde agua y oro). Silencio y silencio.

Sergio Maya/ @sergiomaya7