Tras terminar el paseíllo se guardó un minuto de silencio por las víctimas de las inundaciones de Mallorca, y acto seguido, sonó de manera magistral el himno Nacional en el Día de la Hispanidad. A partir de ahí, en tercera persona del plural y del verbo hacer: ellos hicieron el esfuerzo. ¿Quienes fueron ellos? Rubén Pinar, Javier Cortés y Gómez del Pilar. ¿Y cual fue el esfuerzo? Estar muy por encima de una corrida dura y áspera de Partido de Resina, con teclas para tocar…

El primero de Partido de Resina, siendo una belleza en estado puro, fue ovacionado de salida. Tras el saludo capotero de Pinar, y un tercio de varas sin excesos, Javier Cortés le sopló un vistoso quite por chicuelinas. Calidad por el derecho atesoraba el cárdeno durante la brega en el tercio de banderillas. El manchego tanteó por el derecho, al “pabloromero” pero en las primeras tandas y por la diestra al sacarse al toro por el de pecho, fue cogido y herido en la cara interna superior del muslo derecho. Torniquete por encima de la cornada, y con vergüenza siguió toreando por el mismo pitón (otras tres tandas más) e imponiéndose por la vía de la épica. Estocada y varios golpes de descabello. Al tener que ser intervenido quirúrgicamente, la corrida quedó en un mano a mano.

El segundo de la tarde, fue un mar de dudas en los primeros tercios. Huidizo y sin querer ver al caballo, apretaba debajo del peto. En el tercio de banderillas, el cárdeno sembró el desconcierto pues tras parear José Antonio Prestel, le siguió y saltó al callejón detrás de él, empotrandole contra uno de los tejadillos de los burladeros. Cortés le sometió por el derecho doblándose con él. Un cabrón de tomo y lomo el “pabloromero” yendo siempre con la cara alta, y no queriendo saber nada de la franela del torero. Eso sí, la emoción y la importancia estuvo presente. Un prenda, pues ni se dejaba cuadrar para matar y sin querer humillar.

El cuarto de tarde, un remiendo feo y mal hecho de José Luis Pereda, ni tuvo condición ni hechuras para embestir, ni quiso hacerlo. Ni un ápice de casta ni clase. Tras los tercios de varas y banderillas, Cortés lo intentó por activa y pasiva. Rebrincaba en cada muletazo. Lástima remendar una corrida con un ejemplar así. El de Getafe, sólo pudo mostrar sus buenas maneras y justificarse.

El cierra plaza, también fue ovacionado de salida por su belleza y trapío incontestable. Este sexto y último, era del lote de Pinar, al cual lanceó con mana baja por verónicas. Con sosería y sin entrega se mostró en los primeros tercios, aunque cortó en banderillas ocasionando momentos de peligro. Cortés lo sometió por el derecho en los inicios de faena. Andarín este de Partido de Resina, no permitió ni la colocación ni el lucimiento del torero de Getafe. Con todas y con esas, Cortés le consintió con tal de estructurar faena, pero…Estocada y golpe de descabello.

Del Pilar, lo tenía claro en el primero de su lote (tercero de la tarde) en no escatimar en esfuerzos, y lo recibió a porta gayola. Acto seguido, lo saludó por delantales. Tras una pelea bruta en el penco, este en banderillas sabía donde estaban los de plata. Este serio e imponente toro de Partido de Resina, no tuvo mala condición, aun revolviéndose rápidamente en cada muletazo. Noé lo cuajó por ambos pitones encajado de riñones cuajando una actuación muy seria realizando el toreo fundamental. Con la diestra, siempre buscó el pitón contrario sin titubeos y con gesto serio. Pinchazo y estocada.

El toledano, recibió al quinto de la tarde a porta gayola. “Azulino” no tenía ganas de embestir en el capote de Noé, pero al final acabó entrando en el dominio del torero. Tampoco quiso caballo, aunque acabo entrando…Todo el genio, lo sacó en banderillas ocasionando momentos de autentico peligro. Este de Partido de Resina, huía de la muleta de Gómez del Pilar, y al entrar en la muleta, salía despavorido. Manso y punto. Pero con peligro…Buscó al toro por todos los tercios de plaza pero sin éxito alguno. Casi media estocada habilidosa y varios golpes de descabello.

FICHA DEL FESTEJO:

PLaza de toros de Las Ventas; casi media plaza. Toros de Partido de Resina peligrosos, y midiendo en líneas generales,siendo el peor el quinto. Cuarto de José Luis Pereda hueco y vacío.

Rubén Pinar. Ovación

Javier Cortés. Ovación con saludos, silencio y silencio

Gómez del Pilar. Vuelta al ruedo tras fuerte petición de oreja y silencio