Con los tendidos prácticamente llenos arrancaba el Concurso de Recortes Goyesco de la Feria del Pilar 2018. Los 15 participantes llegaban al Coso de la Misericordia para darlo todo y conseguir alzarse con el título de vencedor, ante seis  toros de gran presencia.

La primera semifinal fue sencillamente espectacular. Al albero zaragozano saltó un precioso toro colorado de Pedraza de Yeltes, que con su dificultad permitió el lucimiento de Ángel Pitarque y Guindi. Destacar la gran actuación que tuvo durante toda la mañana el veterano David Ramírez “El Peque”, digna de alabar.

La segunda de las semifinales, aunque de menor nivel, también estuvo a la altura de la plaza. En ella se batieron en duelo Javier Pradanas con su versatilidad en los saltos, el turolense Iván Sánchez, que dejó su sello en La Misericordia, y el que a la postre pasaría a la gran final, el zaragozano César Grasa.

Para la final se reseñó un exagerado toro negro de Adelaida Rodríguez, muy abierto de cuerna y que se puso muy difícil. “Guindi” fue corneado en su primer recorte, y tiró de vergüenza torera y con un cachirulo a modo de torniquete esperó hasta recibir el trofeo que le acreditaba como tercero. En segundo lugar quedó Ángel Pitarque, que salió a ganar, y fue alcanzado hasta en dos ocasiones cuando intentaba quebrar rodilla en tierra. Y César Grasa consiguió proclamarse vencedor en su tierra, con una seria actuación, en la que combinó ajustados recortes, con meritorios saltos.

Nuevamente es para ponerse en pie ante estos toreros a cuerpo limpio, que cada concurso salen a dejarse la piel y a dar una vuelta de tuerca más.