Final del “Camino hacia Las Ventas” y último festejo del año en Las Ventas. 

Abrió la tarde el novillero con picadores Alejandro Gardel ante un novillo de Montealto. Inicio por bajo y molestó el viento pero le cogió la medida por el derecho. Fue noble y embestía a media altura pero no fue a más. Saludó después de pinchazo hondo y entera baja. El quinto, de Montealto, fue noble pero no transmitió y la faena tampoco cogió vuelos. No estuvo acertado con los aceros.

Salió suelto el primero de Jandilla del capote de Villita, de la Escuela de Tauromaquia de la Comunidad de Madrid, José Cubero “Yiyo”. Tras los nervios iniciales logró por el derecho los muletazos más limpios y ligados de la faena. Tras una entera paseó la primera oreja de la tarde. Se mostró más relajado ante el sexto, de Jandilla. Ligó con gusto por ambos pitones y mostró su toreo en faena de entrega. Mató de entera y saludó ovación tras petición.

Guillermo García, de la Escuela de Tauromaquia de la Comunidad de Madrid, José Cubero “Yiyo”, realizó una gran faena llevando de largo al buen eral de Jandilla que tuvo un pitón derecho más agradecido. Por el izquierdo era más protestón y volvió al derecho antes de cerrar con bernadinas. Lástima la espada ya que dejó una media y se amorcilló para doblar, saludando ovación. Replicó quite por gaoneras ante otro bueno de Jandilla. Comenzó faena de rodillas y dejó naturales de uno en uno con mucho empaque. Faena de alta intensidad y a más que fue confeccionando con total entrega. Se tiró a matar sin muleta y falló con los aceros, quedando el resultado en vuelta al ruedo.

El mexicano Isaac Fonseca, de la Escuela de Colmenar Viejo, ya dejó una grata impresión en el quite al tercero por gaoneras. Buen saludo capotero al gran cuarto de Jandilla. Ya con la muleta estuvo muy firme toda la tarde y quietud ante las buenas embestidas del eral. Supo templarlo y recogerlo con torería por ambos pitones pero la espada le privó de trofeo dando una vuelta al ruedo. En el que cerró la fría tarde, misma actitud y misma torería. De nuevo quite por ajustadas gaoeras y comenzó de rodillas dando una tanda de derechazos con mucha profundidad. Dejó de los mejores naturales de la tarde y aunque dejó un metisaca, entró en un segundo intento y cortó una oreja. Era el premio a una gran tarde que culminó proclamándole como el triunfador de la VII edición del “Camino hacia Las Ventas”.