El torero Álvaro Lorenzo en calidad de poderdante, y su hasta hoy apoderado Nemesio Matías, han puesto punto y final en su relación profesional, que empezó el 7 de noviembre de 2017.

Ambos, torero y apoderado, han concluido su relación profesional tras una reunión mantenida esta mañana haciéndolo de mutuo acuerdo, y de manera amistosa. Ahora, tanto Lorenzo como Matías, quedan libres y abiertos al mercado de invierno.

El toledano, terminó la temporada 2017, con doce festejos en el esportón, y ésta, sumando treinta y seis. Un número considerable tras cortar tres orejas el Domingo de Resurrección en Las Ventas.