La Tertulia Taurina “Juan Belmonte” de la localidad sevillana de Cañada Rosal entregó este martes, 23 de octubre, sus VI Premios Taurinos que en esta edición recayeron en José Luis Parada, Julián López “El Juli”, Diego Ventura, la ganadería de Garcigrande y la revista taurina ‘Aplausos’.

El acto, que se desarrolló en la Real Venta de Antequera, estuvo conducido por los periodistas Juan Belmonte y Noelia López. Asistieron al evento todos los galardonados excepto Julián López “El Juli” que por problemas de agenda le impidieron estar y recogió el premio su picador Salvador Núñez. También estuvieron diferentes personalidades del mundo del toro como el matador de toros Dávila Miura.

José Luis Bellonch, director del semanario taurino ‘Aplausos’, recogió el premio como reconocimiento a los más de 40 años de creación de este medio de comunicación. El periodista reconoció que el periodismo taurino, y más en papel, viven una época “difícil”, y por ello “nos estamos reinventándonos continuamente”. Además, cree que ‘Aplausos’ “aúna a día de hoy la vieja revista y el nuevo portal” y se ve en la “obligación de mantenerlo viva en esta coyuntura”.

Por su parte Justo Hernández recogió el galardón a la ganadería más brava del año que recayó en Garcigrande, no sólo por su indulto en Sevilla si no por toda la trayectoria en los últimos años teniendo una gran regularidad. Justo Hernández quiso agradecer la gran labor de toreros y cuadrillas que se ponen delante y son capaces de “tapar muchos defectos a nuestros toros”, y recordó a su padre, Domingo Hernández, tristemente fallecido y al que dedica cada éxito y triunfo que cosechan.

A Diego Ventura se le premió por toda su trayectoria y por ser ya una leyenda del rejoneo. Para el centauro de la Puebla del Río el premio supone “mucho orgullo e ilusión por reencontrarme con grandes amigos que hacía tiempo que no veía”. Además recordó los momentos en los que lo pasó realmente mal en su carrera y ánimo a todos aquellos que a día de hoy no tienen suerte diciéndoles que “Dios aprieta pero no ahoga”. También quiso agradecer a sus maestros Ángel Peralta y Joao Moura todas sus enseñanzas, y desveló que a día de hoy se encarga de ayudar a gente joven que viene detrás.

Por último el máximo galardonado fue José Luis Parada por sus cincuenta años de alternativa que se conmemoran en 2019. El diestro de Sanlúcar de Barrameda reconoció “no gustarme estar en este tipo de actos, pero hoy me siento cómodo”. Dijo ser “un torero caduco” pero todavía con cosas por decir a los jóvenes y se despidió con un “¡Viva el toreo!”.