El torero toledano Álvaro Lorenzo, será apoderado en la temporada 2019 por Fernando Lozano.

Cuando las cosas no funcionan como uno piensa que es debido, lo mejor es resetear, volver al punto de partida, y tocar de nuevo las teclas del inicio. Y esa, es la decisión de Lorenzo, tras romper apoderamiento con quién fue su mentor en la temporada 2018, Nemesio Matías, y curiosamente, tras sumar esta temporada un número considerable de festejos, y derribar la puerta grande de Las Ventas el Domingo de Resurrección.

Álvaro, vuelve de la mano de Fernando, tras sellar de mutuo acuerdo y bajo el respeto y admiración, la licencia de apoderado y poderdante de cara al 2019. Lozano, vuelve al campo del apoderamiento, tras cuatro años de inactividad en los despachos.

¿Física y química? Quizá… ¿Quién sabe? El joven torero toledano, fue descubierto por la Casa Lozano, en el certamen de novilleros sin picadores, Soy Novillero, y a partir de ahí, surgió la relación profesional, cuando Lorenzo no había debutado con los del castoreño.